Ciencias naturales, 1997. Video-instalación, medidas variables

Antoni Abad

Se encuentra usted aquí

Z (2001-2003)

Esta serie del artista Antoni Abad, protagonizada de nuevo por moscas, tiene diversas versiones, algunas en formato analógico y otras en digital. La primera obra de la serie se enmarcó dentro de la exposición colectiva Dobles vides, celebrada en diferentes museos municipales de Barcelona. La instalación estaba compuesta por una mosca proyectada en los muros de una de las salas de exposición del Museo de Zoología de Barcelona, mientras unos altavoces emitían el zumbido característico de las moscas. De esta forma, se dotaba de vida a una sala poblada por animales disecados.

Antoni Abad (2001-2003) Z.exeZexe fue un trabajo on-line presentado en el Museu d’Art Contemporani de Barcelona, en el centro francés Le Fresnoy, y en el Museum of Modern Art - MOMA de Nueva York.

Estaba concebido como un virus benigno. Los usuarios instalaban en sus ordenadores un programa que hacía que una mosca virtual se pasease por su escritorio, pasando a formar parte de una comunidad virtual. Ofrecía una sección de configuración en la que modificar el aspecto de la mosca, para crear ejemplares diferentes, que a su vez podían compartir con otros usuarios. Los miembros del grupo se podían comunicar con otros usuarios, que a su vez tendrían una mosca instalada en su ordenador. Esta obra supuso una anticipación de las redes sociales que se popularizarían años después en el mundo de Internet.

Antoni Abad explica así, en la página web del MACBA el proyecto:

“Z es una mosca freeware con modelos de comportamiento variables. Cada mosca es genéticamente única y sólo vive cuando el pc donde habita está on-line. Concebida como un individuo miembro de un enjambre virtual, Z pretende expandirse por Internet a través del libre intercambio entre usuarios. Los individuos se comunican a través del canal Z según distintos criterios: zona horaria, moscas on-line, gráfico de evolución de la comunidad, árbol genealógico del enjambre, lengua, etc. Los usuarios de Z pueden manipular el comportamiento y la morfología de su mosca en el Z.lab, el laboratorio genético. Los mutantes resultantes pueden ser intercambiados a través del canal Z. El objetivo de Z es la creación de una red de comunicación distribuida, independiente de cualquier servidor central.”

Este proyecto pretendía invadir no sólo las redes digitales de los centros, sino también las analógicas. Para ello se crearon unas pegatinas con la imagen de una mosca, con las que se llevaron a cabo diferentes acciones. Algunas de estas moscas se pegaron en las monedas que salían del museo, otras en cartas o incluso en algunos de los suplementos semanales que se repartían con los periódicos.

Pegatinas del proyecto Z.exe