Introducción

Analizaremos en esta exposición bibliográfica el fenómeno arquitectónico de la reutilización de antiguos edificios para museos, centrándonos, por afinidad, en aquéllos que dedican su actividad o parte de ella al arte contemporáneo dentro del territorio español. Daremos un repaso por los clásicos museos de Bellas Artes que, desde mediados del siglo XIX hasta los años 70 se ubicaron en monasterios, hospitales o palacios, hasta llegar a los centros de arte contemporáneo de los siglos XX y XXI que ocupan todo tipo de construcciones como viejas naves industriales de fábricas abandonadas.

Los primeros museos de Bellas Artes

El hecho de instalar museos en edificios ya existentes no es un fenómeno reciente. Ya desde la época del Renacimiento italiano, las grandes colecciones que se abren al público lo hacen en palacios de gran valor arquitectónico y simbólico: las colecciones capitolinas en el Palacio de los Conservadores de Roma, los Uffizi de Florencia y la colección Grimaldi de Venecia.

Más adelante, en la segunda mitad del Siglo de las Luces, en el resto de Europa se crean los primeros museos estatales, y también se recurre a edificios existentes.

España se incorpora en 1818 a esta corriente cuando Fernando VII propone albergar la colección real de pinturas en el edificio de Villanueva en el Paseo del Prado para sede de la Academia de Ciencias y del Gabinete de Historia Natural, actualmente Museo del Prado. Comienza así la tradición española de implantar museos en edificios históricos, sobre todo los de propiedad pública. Esto servía también para proteger el patrimonio arquitectónico, ya que se otorgaba al edificio un buen uso como museo y no requería grandes alteraciones en su forma.

Los edificios que se elegían eran antiguos conventos, iglesias, hospitales, castillos o palacios, siempre que gozaran preferentemente del valor de antigüedad y estuvieran situados, por lo general, en el centro de las ciudades. Esta tipología de museo ubicado en un edificio histórico se mantiene en España hasta mediados de los años 70.

Los fondos de estos museos tienen como base fundamental las colecciones reales y eclesiásticas. Entre las colecciones reales españolas destacan la de Isabel la Católica, Carlos I, Felipe II, Felipe IV, Felipe V, Carlos III o Carlos IV. La Iglesia, por su parte, acumuló a lo largo de los siglos el otro gran tesoro artístico de España, parte del cual pasa tras los procesos desamortizadores a constituir la base de los museos provinciales, de titularidad pública.

Estos museos los encontramos en casi todas las ciudades de España y adquieren, generalmente, la denominación de Museo de Bellas Artes, cuyas colecciones abarcan amplios períodos históricos, desde la Antigüedad hasta el siglo XX. Algunos ejemplos de esta tipología ordenados cronológicamente son los siguientes:

Museo de Bellas Artes de Córdoba. Desde 1862 el Museo de Bellas Artes de Córdoba se encuentra en lo que fuera el Hospital de la Caridad, creado en el último cuarto del siglo XV. Sus fondos de Bellas Artes conforman una de las grandes pinacotecas nacionales, y proceden principalmente de la desamortización de los bienes de la Iglesia, así como de depósitos públicos y legados particulares.

Museo de la Alhambra, Granada. El museo, creado en 1870, está ubicado en el ala sur de la planta baja del Palacio de Carlos V. Este palacio fue construido por el arquitecto Pedro Machuca en 1527 como residencia imperial dentro del conjunto monumental de la Alhambra.

Museo de Bellas Artes de Badajoz. El Museo de Bellas Artes se inauguró en enero de 1920 utilizando unos salones del Palacio Provincial. El crecimiento progresivo de sus fondos movió a la Diputación Provincial de Badajoz a adquirir varios de los edificios colindantes, todos ellos de finales del s. XIX.

Museo de Bellas Artes de Santander. Inaugurado en 1925. El edificio fue diseñado en 1924 por Leonardo Rucabado destinado inicialmente a ser biblioteca que albergaría el legado de libros que había donado Menéndez Pelayo a la ciudad y los fondos de la biblioteca municipal.

Museo Julio Romero de Torres, Córdoba. Tras la muerte de Julio Romero de Torres, el 10 de mayo de 1930, la familia donó al pueblo cordobés los lienzos que el artista había presentado en la exposición Iberoamericana celebrada en Sevilla el año anterior y, de esta forma, el Ayuntamiento de Córdoba se constituyó en depositario de dicho legado. El edificio que alberga dicho museo ocupa parte del antiguo Hospital de la Caridad, mandado a construir bajo el patrocinio de los Reyes Católicos hacia finales del siglo XV.

Museo San Telmo, Donostia-San Sebastián. El actual museo se halla en un antiguo convento dominico de mediados del siglo XVI, cuyo claustro y torreón fueron declarados Monumento Nacional en 1913. Tras la reforma de los arquitectos Juan Alday y Francisco Urcola se inauguró en 1932.

Museo de Cádiz. Su origen se inicia con la Desamortización de Mendizábal en 1835 y el depósito en la Academia de Bellas Artes de la ciudad de una serie de pinturas procedentes de diversos conventos exclaustrados. En 1935 se estableció definitivamente en el edificio que ocupa en la actualidad.

Museo de Bellas Artes de Álava, Vitoria-Gasteiz. El museo de Bellas Artes fue fundado en 1941 en la Casa-Hotel del conde de Dávila, un edificio erigido a comienzos del siglo XX con proyecto de los arquitectos Luque y Apraiz.

Museo de Belas Artes da Coruña. Abrió por primera vez sus puertas en 1947 teniendo por sede el antiguo edificio del Real Consulado del Mar, construcción del último tercio del siglo XVIII, y donde ha permanecido hasta 1995.

Museu Frederic Marès, Barcelona. El Ayuntamiento de Barcelona, respetando la voluntad de Marès, acordó crear el museo y emplazarlo en un palacio del s. XIII, en el barrio gótico. En 1946 se abría su primera sala y en 1948 se inauguraba oficialmente el centro.

Museo de Navarra, Pamplona. Fundado en 1956, tiene su sede en el antiguo Hospital de Nuestra Señora de la Misericordia, sito en un extremo del casco antiguo de Pamplona. Del inmueble originario sólo se conserva la portada y la iglesia, ambas del siglo XVI. En 1932 el hospital fue desalojado por traslado al Hospital de Navarra, y en 1952 José Yarnoz Larrosa realizó la reforma para transformarlo en museo.

Museo Provincial de Lugo. En 1957 se instaló en el Convento de San Francisco, al que se incorporó un edificio construido expresamente para sede del museo. El plan de esta restauración se encargó a L. Pérez Barja. Tiempo después, en 1997, se inauguró una segunda y ambiciosa ampliación que corrió a cargo del arquitecto A. González Trigo.

Museu Picasso Barcelona. Desde la inauguración del museo en 1963 a la actualidad, el museo ha pasado de uno a cinco palacios de los ss. XIII-XIV, que han sufrido remodelaciones a lo largo del tiempo, las más importantes en el s. XVIII. La ampliación del Museu Picasso, impulsada y financiada por el Ayuntamiento de Barcelona, ha sido realizada en fases sucesivas por el arquitecto Jordi Garcés.

Museo de Huesca. Fue fundado formalmente en junio de 1873. En 1968, el Museo de Huesca se instaló en la antigua Universidad Sertoriana, una magnífica construcción civil barroca, anexa a los restos aún conservados del Palacio de los Reyes de Aragón.

Museo Casa Natal de Jovellanos, Gijón. Palacio tradicional asturiano de principios del siglo XVI, obra del arquitecto Gregorio García de Jove “el Viejo”. Se trata de la casa que habitó don Gaspar Melchor de Jovellanos y que existió, con algunas reformas y ampliaciones de mediados del siglo XIX y de principios del XX, hasta 1943, año en que fue adquirida por el ayuntamiento de Gijón para albergar el museo. Se inauguró en 1971.

Museo de Burgos. Se inauguró en 1973 ubicado en la Casa de Miranda, Casa de Íñigo Angulo y Casa Melgosa, tres palacios renacentistas del s. XVI.

Museu d’Art Girona. El museo está emplazado en uno de los inmuebles más significativos de la ciudad, próximo a la catedral: el Palacio Episcopal, una construcción del siglo X. En 1976 se inauguró el museo. La restauración se encargó a los arquitectos Fina y Robot, que transformaron las estancias del antiguo palacio en espacios expositivos.

Museo de Bellas Artes de Asturias, Oviedo. El museo, inaugurado el 19 mayo de 1980 a partir de la colección de arte de la extinta Diputación Provincial, se encuentra instalado en tres edificios del barrio antiguo de Oviedo: el Palacio de Velarde, del siglo XVIII, al que está unido una construcción del XX, y la Casa de Oviedo-Portal, del XVII. La colección contiene sobre todo obras de pintura y escultura de los siglos XVIII al XX.

Museu d’Art Modern Tarragona. Este edificio, en su actual estado, es fruto de la unión de tres casas antiguas de la parte alta de la ciudad. En el año 1983, la Diputación adquirió el inmueble de la calle Santa Ana, y dos años más tarde encargó al arquitecto Jaume Mutlló Pàmies el proyecto de adecuación del edificio, hasta su inauguración en 1991.

El nuevo concepto de museo

Los cambios comienzan en Estados Unidos, pero en Europa se empiezan a percibir más tarde, a partir de los años cincuenta. La institución museística apuesta, no sólo por la exhibición de obras de arte, sino también por la conservación, la investigación y la difusión. Además, se pretende atraer a todo tipo de públicos. De este modo, en un intento por renovar las viejas instituciones, se comienza a rehabilitar aquellos antiguos edificios y presentar sus colecciones de una forma más atractiva. Se desarrolla así lo que hoy conocemos como museografía, es decir, el conjunto de técnicas (arquitectura, escenografía, iluminación, etc.) que se utilizanpara la presentación de las colecciones ante el público.

Esto implica una renovación total de los museos durante los años cincuenta y sesenta, fundamentalmente, en las áreas de exposición permanente, aunque también surge la preocupación por ampliar y mejorar los espacios internos del museo tales como espacios de almacenamiento, talleres de restauración, creación de bibliotecas especializadas para los investigadores, etc. Sin embargo, esta nueva sensibilidad apenas tiene su eco en España.

Esta preocupación por dotar a los museos de buenos equipamientos e instalaciones, conlleva a mediados de los sesenta a la creación de museos de nueva planta, una opción que aporta muchas ventajas que no tenían los museos de generaciones anteriores, ya que los nuevos espacios construidos permiten incorporar sistemas especiales de seguridad, iluminación artificial o climatización.

En España, tímidamente se empiezan a implantar museos en edificios de nueva planta, y las más antiguas instituciones no comienzan a renovarse hasta mediados de los años setenta y durante los ochenta, momento en el que se abordan multitud de ampliaciones de museos.

Esta nueva museología otorga al espectador un papel protagonista, generando nuevas actitudes y requiriendo continuamente la intervención de los visitantes. El museo es cada vez más un lugar de influencia social y, en cuanto a la relación con la ciudad, el entorno y la sociedad, es generador de espacios urbanos y foco de atracción e influencia para visitantes, expertos, escolares y turistas. Se ha pasado del académico museo institución poseedor y exhibidor de una colección permanente, al contemporáneo museo activo con unos contenidos que se van renovando continuamente.

Los centros y museos de arte contemporáneo en España

Desde mediados de los años ochenta hasta la actualidad, se produce en España el proceso de renovación y transformación de los museos. Estos cambios implican una intensa participación de los arquitectos que, con su obra, conforman la primera gran pieza del museo: el contenedor.

Es, durante estas últimas décadas, cuando empiezan a proliferar museos de arte contemporáneo en muchas capitales españolas, ya sean éstos de nueva planta o reutilizando un viejo edificio ya existente.

La tendencia predominante sigue siendo el retorno a los centros históricos y a la recuperación de edificios. Sin embargo, en este período posmoderno se incorporan otro tipo de edificios, tales como fábricas, almacenes o estaciones de la arquitectura industrial y del hierro como contenedores de nuevos museos. Se empieza a tomar conciencia hacia la preservación de un patrimonio industrial en peligro de destrucción o desmantelamiento, que aunque no haya pertenecido a la “alta arquitectura” como los palacios, catedrales y conventos, hoy está firmemente considerado por sus valores espaciales, tecnológicos, artísticos y como testigo del proceso histórico de industrialización. Estos originales espacios aportan muchas novedades y posibilidades con respecto a la exhibición del arte contemporáneo. Para adaptarse a su nueva función, los edificios se someten a una importante reforma, en general acometida por un arquitecto de prestigio.

De este modo, atendiendo al uso original del edificio que ocupan, los museos de esta nueva etapa se pueden clasificar en dos tipos: los que se ubican en edificios históricos, y los que ocupan edificios del patrimonio industrial.

Edificios históricos

Teatro-Museo Salvador Dalí, Figueres. El edificio del teatro de la ciudad de Figueres, obra del arquitecto Roca i Bros, fue construido entre 1849 y 1850 pero fue destruido por un incendio al final de la guerra civil española, en 1939. En 1961, el entonces alcalde de la ciudad, Ramón Guardiola, propuso a Salvador Dalí hacer un museo dedicado a su obra. La idea de reunir su obra en el antiguo teatro de Figueres entusiasmó a Dalí y el artista se entregó a la tarea durante más de una década, hasta convertirlo en realidad con la inauguración oficial del Teatro-Museo Dalí el 28 de septiembre de 1974.

Museo Camón Aznar, Zaragoza. En 1979 abría sus puertas este museo recogiendo las colecciones de arte donadas a Aragón por el profesor y académico zaragozano José Camón Aznar y su esposa. Se encuentra ubicado en el palacio del siglo XVI llamado Palacio de los Pardo, que tras una historia azarosa, fue recuperado y acondicionado para uso museístico por Ibercaja, actual titular y gestora de la institución.

Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid. El edificio data de la segunda mitad del siglo XVIII, época en que se le encarga un proyecto de hospital al arquitecto Francisco Sabatini, quien, no obstante, no podría concluir la edificación, levantado tan solo parte de lo que estaba previsto. En 1980 comienza la restauración del edificio, realizada por Antonio Fernández Alba, y a finales de 1998 José Luís Íñiguez de Onzoño y Antonio Vázquez de Castro llevarían a cabo las últimas modificaciones, entre las que cabe destacar las tres torres de ascensores, de vidrio y acero, diseñadas en colaboración con el arquitecto británico Ian Ritchie.

Arts Santa Mónica, Barcelona. El año 1984 Santa Mònica, antiguo convento fechado de 1636, fue declarado monumento histórico-artístico de interés nacional y se convirtió en sala de exposiciones de la Generalitat de Catalunya. Fue restaurado por los arquitectos Helio Piñon y Albert Viaplana.

Museo Pablo Gargallo, Zaragoza. Se inaugura en julio de 1985 en el Palacio de los condes de Argillo, una valiosa muestra de la evolución de la arquitectura civil de Zaragoza en el s. XVII.

Museo Pérez Comendador-Leroux,Hervás, Badajoz. Se encuentra instalado en un edificio del siglo XVIII, el Palacio de los Dávila, propiedad municipal desde 1972; el proyecto de su rehabilitación se encargó al arquitecto Alfredo Fernández y se inauguró en 1986.

CGAC Centro Galego de Arte Contemporánea, Santiago de Compostela. Proyectado y construido entre 1988 y 1993 por el arquitecto portugués Álvaro Siza, el edificio está situado al lado y en relación directa con el convento de San Domingos de Bonaval, ya que la parcela donde se ubica el museo era antiguamente la huerta del convento. Detrás del CGAC se encuentran los jardines, recuperados hace poco tiempo para el disfrute público, manteniendo los hallazgos arqueológicos y antiguos senderos.

Sala Amós Salvador, Logroño. El conjunto arquitectónico en el que se enclava data del primer cuarto del siglo XIV, fecha en la que fue Convento de la Merced. Tras numerosas cesiones y remodelaciones, en el año 1979 comienza la recuperación del edificio que se inauguró como sala de exposiciones en 1988.

Museo Barjola, Gijón. El Palacio de Jove-Huergo y su capilla anexa, acabado de construir en 1676, constituyen uno de los mejores exponentes de arquitectura barroca local. La Capilla de la Trinidad fue restaurada en 1963, y en 1989 todo el conjunto se rehabilitó como Museo de Pintura Barjola, según proyecto de los arquitectos José Antonio Galea Fernández y Álvaro Llano.

CAAM. Centro Atlántico de Arte Moderno, Las Palmas de Gran Canaria. Inaugurado en 1989 y proyectado por Francisco Javier Sáenz de Oiza inscribiendo los nuevos espacios blancos del museo de arte dentro de una casona colonial del siglo XVIII situada en el barrio histórico de Vegueta.

Centro Cultural Cajastur Palacio Revillagigedo, Gijón. Ubicado en un edificio histórico emblemático para la ciudad de Gijón, se inauguró en agosto de 1991 el Centro Cultural Cajastur Palacio Revillagigedo tras una importante restauración y adecuación de sus instalaciones, convirtiéndose en uno de los más prestigiosos espacios dedicados a las exposiciones temporales en nuestro país.

Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid. La sede del museo es el Palacio de Villahermosa. Este edificio fue construido entre finales del siglo XVIII y comienzos del siglo XIX en estilo neoclásico por Antonio López Aguado para María Pignatelli y Gonzaga, esposa del duque de Villahermosa. En el siglo XIX fue una de las mansiones más prestigiosas de la ciudad, conocida por sus fiestas y veladas artísticas. El museo se inauguró el 8 de octubre de 1992.

Museo de Historia y Cultura “Casa Pedrilla”, Cáceres. El edificio que alberga el museo, construido en los años cuarenta del siglo XX por el arquitecto José María López-Montenegro y García Pelayo, se erige sobre los restos del viejo lavaderoque se encontraba en avanzado estado de deterioro hasta que, en 1992 se puso en marcha el proyecto de rehabilitación.

CCCB - Centre de Cultura Contemporània de Barcelona. El CCCB es producto de la rehabilitación parcial del conjunto arquitectónico de la Casa Provincial de Caritat, antiguo establecimiento benéfico destinado a hospicio, creado en 1802 y que funcionó como tal hasta el año 1957. Fue inaugurado oficialmente en febrero de 1994 y el proyecto arquitectónico es obra de los arquitectos Helio Piñón y Albert Viaplana.

MEIAC - Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo, Badajoz. Inaugurado en 1995, el museo se encuentra sobre el solar de la antigua Prisión Preventiva y Correccional de Badajoz, que había sido construida a mediados de los años cincuenta sobre el recinto de un antiguo baluarte militar del siglo XVIII conocido como el Fuerte de Pardaleras. La restauración es obra del arquitecto José Antonio Galea.

Museo Art Nouveau y Art-Déco Casa Lis, Salamanca. La Casa Lis constituye un importante ejemplo de la arquitectura civil modernista fuera del ámbito catalán. Su construcción finalizó en 1905, con proyecto de Joaquín Vargas y Miguel de Lis. En los años ochenta el edificio fue objeto de restauración. En 1995 se convirtió en el Museo Art Nouveau y Art-Déco de Salamanca.

Museo de Belas Arte da Coruña. El edificio del nuevo museo de Belas Artes da Coruña, erigido entre 1990 y 1995 según proyecto de J. Manuel Gallego Jorreto, ocupa el emplazamiento del antiguo convento de Capuchinas, que ha preservado algunas de sus dependencias –entre las que se encuentra el templo-, integradas en la construcción moderna.

Montehermoso, Vitoria-Gasteiz. El Palacio de Montehermoso es un edificio del siglo XVI. En 1997, tras concluirse las obras de rehabilitación, el Área de Cultura del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz decidió convertir el inmueble en un centro cultural, ampliado, previa construcción de una comunicación subterránea, al viejo Depósito de Aguas, una cisterna de 1.365 metros cuadrados construida en 1895.

CAAC - Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, Sevilla. En 1997, el Monasterio de la Cartuja, fechado en 1399, se convirtió en la sede del CAAC, un centro creado para la investigación, conservación, promoción y difusión del arte contemporáneo.

Museo Picasso Málaga. Está ubicado en el Palacio de Buenavista, erigido por don Diego de Cazalla en 1487. En 1997 se convierte en sede del entonces futuro Museu Picasso Málaga. La rehabilitación y expansión del complejo museístico fue diseñada por Richard Gluckman de Gluckman Mayner Architects con Isabel Cámara y Rafael Martín Delgado de Cámara / Martín Delgado Arquitectos, así como por la empresa de ingeniería ARUP.

Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente, Segovia. El museo está ubicado en un inmueble del mayor significado histórico: el Palacio del Rey Enrique IV, cuya edificación se remonta al año 1455. Tras una rehabilitación en 1997, se inaugura el 28 de abril de 1998.

MARCO - Museo de Arte Contemporánea de Vigo. El Museo de Arte Contemporánea de Vigo está situado desde el 2002 en plena zona comercial de la ciudad, en la céntrica y peatonal calle del Príncipe, y ocupa el espacio de lo que fue la antigua sede de la cárcel y juzgados de Vigo. La elaboración del proyecto fue adjudicada al equipo vigués de arquitectos formado por Manuel Portolés Sanjuán, Francisco Javier García-Quijada Romero y Salvador Fraga Rivas.

Museo de Arte Contemporáneo Español Patio Herreriano de Valladolid. Rehabilitado en el 2001 según proyecto de Juan Carlos Arnuncio, Clara Aizpún y Javier Blanco, el Patio Herreriano es un espacio renacentista con una excelente colección de arte contemporáneo español y un magnífico programa de actividades. Se inauguró el 4 de junio del 2002.

ARTIUM, Vitoria-Gasteiz. El centro-museo, inaugurado en 2002, ocupa el espacio de lo que fue la antigua estación de autobuses de Vitoria-Gasteiz desde principios del s. XX.

DA2 Domus Artium, Salamanca. El centro de arte, inaugurado en 2002, está edificado sobre la  antigua cárcel provincial, un edificio de estilo ecléctico construido  en 1930. La reforma actual fue realizada por el arquitecto español Horacio Fernández del Castillo.

La Casa Encendida, Madrid. La Casa Encendida se encuentra en un gran edificio de estilo neomudéjar, proyectado por el arquitecto Fernando Arbós y Tremantí. Se empezó a construir en 1911. Antiguamente fue Casa de Empeños Monte de Piedad y sucursal de la Caja de Ahorros de Madrid, hoy Caja Madrid. Se inauguró en 2002, según el proyecto de Carlos Manzano.

Photomuseum, Zarautz, Guipúzcoa. Inaugurado en 1993, el museo ocupa dos plantas de Villa Manuela, un caserón construido en 1868 que desempeñó una función docente, primero como colegio de monjas Ursulinas y, más adelante, de frailes de La Salle. En el año 2002 el inmueble fue objeto de rehabilitación integral; el proyecto de esta intervención, fue encargado al arquitecto Íñigo Lizundia.

Es Baluard, Museu d’Art modern i contemporani de Palma, Palma de Mallorca. Se sitúa dentro del baluarte de la muralla renacentista del mar. Inaugurado en el año 2003, es obra del arquitecto Luis García Ruiz. Presenta la colección privada del editor de prensa Pedro Serra.

CAC - Centro de Arte Contemporáneo de Málaga. Tras la remodelación según el proyecto de Miguel Ángel Díaz, el CAC se inaugura en el 2003 instalado en el antiguo Mercado de Mayoristas de Málaga, un edificio de 1942 situado en la margen izquierda de la desembocadura del río Guadalmedina. Su objetivo es la difusión de las artes plásticas y visuales desde el último tercio del siglo XX hasta la actualidad.
 
Museu Nacional d’Art de Catalunya, Barcelona. El Palacio Nacional de Montjuïc es un edificio proyectado por los arquitectos Enric Catà y Pedro Cendoya en 1926, cuya función inicial fue dar acogida a diversas actividades vinculadas con la Exposición Internacional de Barcelona del año 1929. Tras varias remodelaciones, se inaugura definitivamente en el 2004.

LABoral, Centro de Arte y Creación Industrial, Gijón. En el 2007 se inaugura en las instalaciones de la Universidad Laboral de Gijón el proyecto LABoral, Centro de Arte y Creación Industrial. Antiguamente, este enorme complejo de mediados del s. XX se había destinado a acoger un orfelinato minero.

KREA, Expresión Contemporánea, Vitoria-Gasteiz. En el año 2007 la Caja Vital Kutxa comienza las obras para remodelar el antiguo Convento de Betoño, construido en 1904 y convertirlo en un vanguardista centro de creación de cultura contemporánea. Los arquitectos responsables del proyecto son Roberto Ercilla, Miguel Ángel Campo.

Centro de Arte Dos de Mayo, Móstoles, Madrid. Inaugurado en mayo del 2008. Dentro del solar, situado en el centro histórico del municipio, se erige un edificio protegido y catalogado, La Casona, un inmueble tradicional del siglo XIX. El proyecto arquitectónico acometido pone en valor La Casona, además de construir en torno a ella un edificio de nueva planta, funcional, versátil, operativo y que cumple con todas las premisas de seguridad, conservación, capacidad y accesibilidad de un museo del siglo XXI.

Baltasar Lobo Castillo Centro de Arte, Zamora. El Castillo de Zamora, un edificio del siglo XI ha sido rehabilitado recientemente para albergar el Museo de Baltasar Lobo, diseñado por el arquitecto Rafael Moneo.

Edificios industriales

Museu d’Art de Sabadell. El edificio que alberga el Museu d’Art de Sabadell se erigió entre 1812 y 1819 a iniciativa de la familia de industriales textiles Turull. Compartían el inmueble las dependencias destinadas a la residencia familiar con las instalaciones fabriles. El museo se inauguró en 1982.

Sala de Exposiciones Depósito Elevado. Canal Isabel II, Madrid. A mediados de los años ochenta la torre del depósito de agua del Canal Isabel II construido a principios del s. XX, fue restaurada y rehabilitada por los arquitectos Javier Alau y Antonio Lopera, que realizaron una intervención ejemplar adecuando el espacio interior del depósito a las exigencias de una magnífica sala de exposiciones. Con una trayectoria de más de dos décadas dedicadas, casi en exclusiva, a la fotografía, esta sala se ha ido labrando un sitio en el espacio cultural de Madrid.

Fundació Antoni Tàpies, Barcelona. La Fundació Antoni Tàpies abría sus puertas en junio de 1990 en la sede de la antigua Editorial Montaner y Simón, obra del arquitecto modernista Lluís Domènech y Montaner, restaurada y acondicionada por Roser Amadó y Lluís Domènech Girbau.

CaixaForum Barcelona. Josep Puig i Cadafalch fue el arquitecto de Casaramona, una fábrica de hilados y tejidos que se inauguró en 1913 y funcionó como tal hasta 1920. En 1992 la Fundación “la Caixa” decide estudiar las posibilidades de convertir la antigua fábrica en la sede de sus actividades, y empieza a diseñar los usos que tendrá el nuevo espacio. En 1993 se inicia la reforma y adaptación respetando su apariencia inicial y en el 2002 se inaugura Caixa Forum.

CaixaForum Madrid. La Fundación “la Caixa” ha convertido recientemente la antigua Central Eléctrica del Mediodía, uno de los ejemplos de arquitectura industrial de finales del siglo XIX que persisten en el casco antiguo, en CaixaForum-Madrid, su nuevo centro social y cultural en la capital. El responsable del proyecto arquitectónico es la prestigiosa firma suiza fundada por Jacques Herzog y Pierre de Meuron.

AlhóndigaBilbao. La antigua alhóndiga municipal de Bilbao es un edificio de 1905 ubicado en el centro de la ciudad que está siendo rehabilitado por el arquitecto Philippe Starck para convertirse en un centro de referencia para el desarrollo y difusión de la cultura urbana, la actualidad, las nuevas tendencias y la salud. Su inauguración será en 2010.

Tabakalera, San Sebastián. El edificio de Tabakalera fue la fábrica de tabacos de San Sebastián durante 90 años (1913-2003). En 2004 el Ayuntamiento de San Sebastián, la Diputación de Gipuzkoa y el Gobierno Vasco compraron el edificio para convertirlo en un centro internacional de cultura contemporánea. El proyecto arquitectónico es de Jon y Naiara Montero. El centro está previsto que se inaugure en 2013.

El "antimuseo"

Dentro de los espacios para el arte contemporáneo, merece un apartado especial el denominado kunsthalle o antimuseo. Se trata de un modelo alternativo de espacio expositivo que se aleja totalmente del concepto tradicional de museo institucional. En su mayoría, son espacios para exposiciones temporales, y no contenedores de colecciones de arte. Por ese motivo casi siempre se denominan centros de arte en lugar de museos.

Generalmente se basan en la recuperación de edificios industriales, pero en estos casos, por iniciativa de grupos de artistas, coleccionistas, aunque en ocasiones también de las administraciones públicas. Son artistas o grupos que se apartan del museo tradicional por razones diversas, tanto por la naturaleza de sus obras como por razones ideológicas. Por ello, los lugares que se buscan están apartados de los circuitos oficiales de difusión artística o del centro histórico de las ciudades. Suelen ubicarse en los barrios y en las periferias, e incluso en lugares perdidos en el paisaje. En estas experiencias prima la idea de acontecimiento puntual, efímero. Así, el cambio, el dinamismo, es lo que les caracteriza, no sólo por el tipo de obras de arte que se van sucediendo, sino también por la adaptación del espacio en relación con cada montaje o exposición. Por ello, la arquitectura juega un papel determinante.

Los primeros ejemplos de antimuseo surgen en Estados Unidos y Europa en los años setenta, asociados a tendencias artísticas como el Minimal, Conceptual, arte povera, performances, instalaciones... En un principio se trata de naves industriales, almacenes, escuelas, lofts, donde el artista posee total libertad de instalación, y donde se pretende que la intervención arquitectónica o museográfica pase desapercibida, respetando al máximo el carácter original del espacio y su estética industrial. Sin embargo, con el tiempo, el concepto original va desvirtuándose a medida que este tipo de actuaciones se institucionalizan y los espacios son reformados por arquitectos.

Los ejemplos de museos no convencionales son múltiples y se dirigen en muy diversas direcciones. Surgen al margen de la cultura oficial y reivindican nuevas interpretaciones del arte. En muchos casos no son obras de firmas conocidas, sino experimentos de jóvenes autores. Poco conocidos, no son fácilmente accesibles y consumibles, sino que siempre requieren la voluntad el esfuerzo de sus visitantes.

Existen varios ejemplos de interés que además, han ayudado a la recuperación de su entorno, tanto paisajístico en el medio rural, como industrial en las áreas urbanas.

Entornos rurales

Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca. Inaugurado en 1966, el museo ocupa dos de las denominadas Casas Colgadas, conjunto arquitectónico del siglo XVI que constituye una muestra representativa de la arquitectura gótica popular conquense.

Museo Victorio Macho, Toledo. En un singular emplazamiento de un escarpado promontorio sobre el Tajo se encuentra Roca Tarpeya, lugar elegido por el escultor Victorio Macho para edificar en 1953 su casa y su taller. El museo fue inaugurado el 13 de mayo de 1967 y permaneció abierto hasta 1984.

Museo de Arte Contemporáneo de Ibiza. En 1969 se establece en un edificio cuyos planos firma Simon Poulet en 1727, construido en el Baluarte de San Juan del recinto amurallado de la ciudad. El museo está compuesto por los fondos procedentes de las bienales de arte que suelen celebrarse en la isla.

Museo Vostell Malpartida. Cerca de Cáceres, en un entorno natural fascinante y aprovechando un antiguo lavadero de lanas de la transhumancia, el artista alemán Wolf Vostell, miembro del movimiento Fluxus, instaló en 1976 obras suyas en el interior y las espació por el paisaje. Los fondos fueron ampliados con la Colección de Artistas Conceptuales y con la Colección Fluxus, donada por Gino di Maggio en 1996 e inaugurada en 1998.

Casa - Museo Salvador Dalí, Cadaqués. En 1977 se inaugura el museo en la casa de Portlligat en la que vivieron Dalí y Gala. Se trata de una barraca de pescadores que transformaron en residencia y lugar de trabajo.

Museo Chillida-Leku,Hernani, Guipúzcoa. En 1984 Eduardo Chillida y su mujer Pilar Belzunce compran la finca de Zabalaga, impactados desde el primer momento por la magnitud del caserío de 1543 que da nombre a la finca. Entre 1984 y 1996, Chillida va restaurando el caserío junto con el arquitecto Joaquín Montero. En el año 2000 se inaugura el museo.

El Cabrito, La Gomera. En 1987 una comuna experimental austriaca fundada en 1972 por el artista vienés Otto Mühl, ocupa las instalaciones de una antigua plantación bananera de la isla de La Gomera. La comuna se dedicó a la recuperación de la finca donde, entre otras edificaciones, alzaron talleres, estudios de pintura y oficinas.

Centro de Arte Experimental La Fábrica, Abarca de Campos, Palencia. La Fábrica era un idílico lugar en las llanuras de Tierra de Campos, Palencia. Una vieja fábrica de harina del primer tercio del siglo XIX bañada por las aguas del Canal de Castilla que se convirtió en 1994, gracias al empeño del galerista vallisoletano Evelio Gayubo, en un Centro Experimental de Arte Contemporáneo, único en la zona. La Fábrica funcionó hasta 2002, actualmente se encuentra cerrada.

Casa Taller del Museo Oteiza, Alzuza, Navarra. El Museo Oteiza, obra del arquitecto Francisco Javier Sáenz de Oiza, acoge la colección del escultor e integra la vivienda ocupada por Jorge Oteiza durante dos décadas. Jorge Oteiza y su mujer Itziar Carreño se instalaron en esta casa abandonada de Alzuza en 1975 y lo convirtieron en su vivienda, centro de trabajo y refugio. El museo se inauguró el 1 de noviembre del 2003.

Can Xalant, Mataró. Can Xalant es una masía edificada entre los siglos XVI y XVIII y rehabilitada en el 2005 como laboratorio de artes visuales.

Edificios industriales urbanos

Tecla Sala, L’Hospitalet de Llobregat. El origen de Tecla Sala se remonta a mediados de siglo XIX, cuando se instaló un molino papelero. El edificio principal es una construcción industrial proyectado por el arquitecto Claudi Duran Ventosa en 1882, que se convirtió en una de las fábricas de hiladuras más importantes del país. En 1973, coincidiendo con la crisis general del sector textil, se cerró la fábrica y en 1982, el Ayuntamiento del Hospitalet compró el recinto para convertirlo en equipamiento cultural.

Centro de Arte La Regenta, Las Palmas de Gran Canaria. En una vieja fábrica de tabacos se sitúa, desde 1987 y tras una potente reforma arquitectónica, el Centro de Arte La Regenta.

Arteleku, Donostia-San Sebastián. Este centro artístico está situado en una edificación industrial que primero se utilizó como almacén de pienso y posteriormente de material eléctrico. En 1987 fue inaugurado como centro de arte después de rehabilitar gran parte de las viejas instalaciones. En 1992 se acometió la rehabilitación de la parte del edificio que anteriormente no había sido acondicionado (ala Noroeste), y en 2002 se realizó una reforma integral de la planta baja del edificio.

Tinglado 2, Tarragona. Se trata, sin duda, de uno de los espacios artísticos más originales y característicos de todo el estado que se ha dedicado desde finales de la década de los 80 a exponer y presentar el arte de vanguardia de manera alternativa. Es un antiguo almacén ubicado en el puerto de Tarragona que se dedica a exposiciones de artistas invitados que se instalan por unos meses y presentan su propia intervención del espacio junto al mar.

Espai Poblenou, Barcelona. El año 1989 se abre en la ciudad de Barcelona el Espai Poblenou, dirigido por Gloria Moure hasta 1995. Este espacio atípico para ese momento, fue instalado en una antigua fábrica de cemento en un barrio de marcado signo industrial en la ciudad.

Fundación Espai Guinovart en Agramunt, Lleida. El Espai Guinovart, que está ubicado desde 1994 en el que fue antiguo mercado de Agramunt, dispone de la mayor colección de la obra de Josep Guinovart.

Hangar, Barcelona. El centro tiene su sede en un edificio industrial rehabilitado en el Poblenou, un barrio actual e histórico de la ciudad de Barcelona, en el distrito de San Martín. Hangar es un centro para la producción e investigación artística fundado en 1997 por la Associació d’Artistes Visuals de Catalunya (AAVC) para dar apoyo a creadores y artistas y ofrecer servicios que se adapten a las necesidades de producción que surgen en el mundo de la creación.

Consonni, Bilbao. El centro de prácticas artísticas contemporáneas Consonni ocupó desde 1997 hasta 1999 una antigua fábrica de resistencias eléctricas situada en el barrio de Zorrozaurre deBilbao, un barrio muy deteriorado, pero a la vez muy representativo del pasado industrial de la ciudad. El antiguo edificio Consonni data de 1957 y es un buen ejemplo de la arquitectura industrial de la década de los cincuenta.

Espacio Cultural El Tanque, Santa Cruz de Tenerife. En 1998, los arquitectos Felipe Artengo, Fernando M. Menis y José María Rodríguez-Pastrana remodelaron los antiguos tanques de Cepsa en el barrio de Cabo Llano en Santa Cruz de Tenerife para crear este peculiar espacio cultural.

Centre d’Art La Panera, Lleida. El edificio de La Panera fue construido entre los siglos XII y XIII. El Almodí, como se llamaba al edificio, era la lonja de contratación de la ciudad y el centro de todo tipo de transacciones. En el 2003 se inauguró como centro de arte.

Matadero Madrid. En los años 80 el arquitecto Rafael Fernández-Rañadatransformó el edificio del antiguo matadero, más conocido como Casa del Reloj, en sede de la Junta Municipal de Arganzuela, así como la nave de estabulación y venta de terneras en espacio para actividades de índole sociocultural. En el 2005 se inician las nuevas actuaciones para convertir el recinto en centro de apoyo a la creación.

Roca Umbert Fàbrica de les Arts, Granollers. El origen de la fábrica Roca Umbert se remonta al año 1871, en Sant Feliu de Codines, donde Josep Umbert i Ventura puso en marcha una fábrica textil. En el 2006 se transforma en un gran centro cultural con finalidades productivas, formativas y de difusión de la creación artística.

La Conservera, Ceutí, Murcia. El espacio donde, desde mayo del 2009 se ubica La Conservera, fue en sus inicios una fábrica de conservas circunscrita a una amplia nave con una techumbre de chapa de uralita.