Vicente Ameztoy

 Vicente Ameztoy.

Biografía

Vicente Ameztoy OVicente Ameztoy.lasagasti nació el 30 de enero de 1946 en San Sebastián. Sus inicios se ven marcados por la complicidad que le une a Ascensio Martiarena, a quien consideró su mentor. Estudió en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. Su gusto por la pintura fue notable desde bien jovencito y como él mismo afirma “...empecé a trabajar, a hacer mis chapuzas casi sin darme cuenta...”

Arropado por su padre y con un gusto exagerado por la lectura, Ameztoy inició una carrera autodidacta muy tempranamente. Su primer cuadro lo realizó con tan sólo cinco años y ya con catorce presentó su primera exposición en San Sebastián. Reconoció sentirse inspirado por Magritte, pero al mismo tiempo afirmó que no existía una única fuente inspiradora, sino que todo aquello que iba sucediendo en su vida era fuente inspiradora, sus viajes, la gente que conocía en ellos, acontecimientos cotidianos, todo ello le daba pie a una reflexión que podría materializarse o no en una obra de arte.

Cuadros, bocetos y carteles son, entre otras, obras de este gran pintor surrealista que falleció muy joven, el 6 de noviembre de 2001 en la capital guipuzcoana. Su trabajo ha recibido numerosos elogios y muestra de ello son los diferentes premios recibidos.

 

Exposiciones individuales

2012
Vicente Ameztoy, etxe-ondotik. Sala de exposiciones de los cines Gurea, Amasa-Villabona.
La mirada cinematográfica de Vicente Ameztoy. Sala de Exposiciones Boulevard Kutxa, Donostia-San Sebastián, Guipúzcoa.

2003
Vicente Ameztoy, exposición de cámara. Artium, Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo, Vitoria-Gasteiz.


2000
Sagrado-Profano. Santoral de Remelluri, Paraíso y otras obras. Vicente Ameztoy. Koldo Mitxelena Kulturunea, Donostia-San Sebastián.


1990
Karne & Klorofila (1976-1990). Arteleku; Diputación Foral de Gipuzkoa, Donostia-San Sebastián.


1979
Galería Gaztelu, Zarautz.


1977
Galería B, Donostia-San Sebastián.


1976
Galería Juana Mordó, Madrid.


1975
Galería Prisma, Zaragoza.


1973
Galería Lúzaro, Bilbao.
Galería El Pez, Donostia-San Sebastián .


1971
Galería Durán, Madrid.


1968
Galería “Libros”, Zaragoza.


1967
Galería Barandiarán, Donostia-San Sebastián.


1964
Festival de los Dos Mundos, Espoleto, Italia.

 

Exposiciones colectivas

2017
El arte y el sistema (del arte). Colección Artium. Artium, Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo, Vitoria-Gasteiz.

2014
Suturak // Cerca a lo próximo. Museo San Telmo, Donostia-San Sebastián.
Memoria de la diversidad (Expediente I/B ). Sala Rekalde, Bilbao.

2013
Tesoro público. Colección Artium. Artium, Centro-Museo de Arte Contemporáneo Vasco, Vitoria-Gasteiz.

2011
De lo sagrado y lo profano. Un imaginario contemporáneo. Sala kubo-kutxa, San Sebastián.

2008
Obras para una colleccion desde la memoria. Windsor Kulturgintza, Bilbao.

2006
Naturalmente Artificial. Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente, Segovia.
Catarsis - Rituales de purificación - La Colección V. Artium, Centro-Museo de Arte Contemporáneo Vasco, Vitoria-Gasteiz.

2004
La Colección en contexto - 1973-1985. Artium, Centro-Museo de Arte Contemporáneo Vasco, Vitoria-Gasteiz.

1990
Karne & Klorofila (1976-1990). Arteleku; Diputación Foral de Gipuzkoa, Donostia-San Sebastián.


1979
Galería Gaztelu, Zarautz.


1977
Galería B, Donostia-San Sebastián.


1976
Galería Juana Mordó, Madrid.


1975
Galería Prisma, Zaragoza.


1973
Galería Lúzaro, Bilbao.
Galería El Pez, Donostia-San Sebastián.


1971
Galería Durán, Madrid.


1968
Galería “Libros”, Zaragoza.


1967
Galería Barandiarán, Donostia-San Sebastián.


1964
Festival de los Dos Mundos, Espoleto, Italia.

 

Premios y becas

1984

II Gran Premio Gure Artea.

1970

V Gran Premio de Pintura vasca, Donostia-San Sebastián.

1966

XI Gran Premio de Pintura Vasca, Donostia-San Sebastián.

1965

Primer Premio selección de Pintores Vascos para la Bienal de París.

1963

Primer Premio Darío de Regoyos, Donostia-San Sebastián.

1962

Premio de Honor en el XII Certamen de Navidad, Aranaz-Darras, Donostia-San Sebastián.

Obra

Ameztoy calificó el mundo del arte como una esfera difícil en la que despuntar suponía una ardua tarea. Recordaba que en su época el panorama artístico era un desierto en el que los jóvenes pintores debían organizar e incluso costear sus propias exposiciones. Ameztoy calificó el mundo del arte como una esfera difícil en la que despuntar suponía una ardua tarea. Recordaba que en su época el panorama artístico era un desierto en el que los jóvenes pintores debían organizar e incluso costear sus propias exposiciones.

Anotaba el artista que, lógicamente, con el paso del tiempo, la situación de los creadores ha cambiado, las expectativas son diferentes y las posibilidades de llegar al gran público varían. El panorama artístico difiere mucho de lo que un día fue, y gracias a la posibilidad de viajar y conocer nuevas culturas, los referentes artísticos han cambiado. Él mismo afirmó que el plagio de ideas es habitual, quizás debido a esa mezcolanza de gentes, culturas e ideas. Vicente Ameztoy se consolida como un pintor de genuino carácter que a diferencia de lo que ocurre en la actualidad no gozó de tanta libertad. Ejemplo de ello es el periodo en el que creó La Familia allá por los años setenta.

Esta genuinidad ha consolidado la obra de Ameztoy como el punto de fusión entre lo real y lo fantástico, entre lo humano y lo vegetal. De su temática podríamos destacar dos elementos, los paisajes o la naturaleza en su estado más idílico y las gentes vascas, figuras entre las que su familia recibe un tratamiento especial. Ameztoy interrelaciona ambos temas ofreciendo una vegetación humanizada, destacando el papel de su familia en sus lienzos. Sus obras muestran personajes vestidos con ropajes antiguos elaborados con forraje, hierbas y ramas. Las referencias al mundo rural son constantes, utensilios, atuendos e incluso ciertas labores propias del campo quedan plasmadas, así como la presencia de figuras tan peculiares como los espantapájaros.

Una de las obras más emblemáticas de Ameztoy es La Familia de 1975, inspirada en una vieja foto familiar tomada en la escalinata del caserío Etxe-Ondo. El niño que se encuentra en el centro de la fotografía es el abuelo del artista, que se llamaba también Vicente Ameztoy. De la imagen emana cierto misterio, parece como si los retratados esperasen algo, un gesto, una mueca o quizás una actitud de quien la observa. Los diecisiete componentes se encuentran a la expectativa. A este respecto cabe mencionar la evolución de las cámaras fotográficas, en aquel entonces para inmortalizar la imagen se necesitaban unos instantes, segundos en los que los fotografiados debían posar, algo que hoy en día no ocurre ya que en décimas la imagen es captada. Así podrían explicarse sus poses, sus profundas miradas y esas caras que parecen hablar desde el más profundo silencio. Como afirma Daniel Castillejo, “Miran al mundo desde su mundo, que es el universo complejo de Vicente Ameztoy”.

En esta ocasión el pintor recurre al “vaciado” de las figuras, define a los integrantes de la composición mediante “pedacitos de cielo”, el resto son figuras humanas “emboscadas”, en realidad, seres vegetales con manojos de hierba por cabeza. Las figuras están inmersas en un paraje natural y dos columnas enmarcan el fondo, flanquean la entrada a un lugar remoto de cielo estrellado. Ameztoy hace con ésto una reverencia a sus antepasados, a sus raíces y al entorno en el que todo transcurre.

En sus obras se observan elementos comunes como la leve lluvia, el verdor de la vegetación, la transparencia o la luminosidad. Son elementos aparentemente simples, que no encierran mayor complejidad que lo que realmente significan, pero Ameztoy en sus obras los transforma y envuelve en una aureola de quietud y ensueño. Sus escenas son mágicas, la lluvia no se percibe pero se siente, el aire no se dibuja pero se nota y, sobre todo, los movimientos parecen ralentizados, como si en ocasiones las figuras flotaran o levitaran en el lienzo. Una sensación de ingravided enmarca algunas de estas maravillosas obras.

 

La vegetación, más que un recurso, es un símbolo que se repite en cualquier obra del artista. A este respecto hay que mencionar dos ideas. La primera es la capacidad que tiene para humanizar el conjunto boscoso y la segunda, como cabe esperar, la capacidad, también, de emboscar la figura humana. En otras ocasiones observamos figuras sacadas del mágico mundo de los cuentos infantiles como Blancanieves. Ameztoy envuelve todo bajo un manto de fantasía, transparencia y enigma.

La lluvia y los frondosos bosques son también una constante en sus obras. Son una especie de acción-reacción, cuando llueve, la madre naturaleza responde con extraordinarios parajes que embelesan al espectador. En las pinturas de Ameztoy encontramos una amplia gama de verdes que evocan frescura. Ésto recuerda al renacer, a ese círculo natural en el que gracias al agua, en forma de lluvia, el entorno se regenera. Sus lienzos están impregnados por una leve capa de lluvia, casi inapreciable pero presente, juega así con la transparencia y la magia, creando un clima de ensoñación, de ligereza que sólo Ameztoy supo plasmar de forma tan extraordinaria. Si bien este periodo de ensueño abarca los años setenta, en la década de los noventa inicia una etapa nueva, diferente y un tanto peculiar. Como él mismo afirma, “Así empieza este extraño periodo de mi vida como pintor de santos”.

Una excursión por casualidad a la Rioja Alavesa, en concreto a Remelluri, motivó al artista, quien, en un principio, no muy motivado, terminó decorando aquella pequeña ermita carente de iconografía. Entre los santos y santas que pintó se encuentran San Vicente, Santa Eulalia y San Cristóbal entre otros.

Paraíso, 1993-2000.

Ameztoy a pesar de que “su ateismo le hizo dudar”, anotó en una de las entrevistas que le realizaron que su pintura hasta ese momento había sido tan dulce y amarga como la vida misma, pero realizada siempre desde la espiritualidad con la que se crean las obras de arte. Por lo que en esta ocasión abordaría el proyecto con el propósito de “introducir en el santoral color, vida y algo de alegría”.

 
 
 

Exposiciones en Artium

EL ARTE Y EL SISTEMA (DEL ARTE). COLECCIÓN ARTIUM

Del 26 de abril de 2017 al 1 de octubre de 2017

LA TRAMPA EN LA SONRISA. COLECCIÓN ARTIUM

Del 2 de octubre 2015 al 28 de agosto 2016.

MURO DE MARAVILLAS

15 de octubre de 2014 al 31 de diciembre de 2015.

BILDUMA BERE TESTUINGURUAN 1972-1987 LA COLECCIÓN EN CONTEXTO

Del 28 de octubre del 2004 al 9 de enero del 2005.

VICENTE AMEZTOY

Del 25 de abril al 31 de agosto del 2003.

LA COLECCIÓN II. ARTE EN ESPAÑA DESDE 1960 HASTA LA ACTUALIDAD = II BILDUMA. ARTEAN ESPANIAN 1960TIK GAUR ARTE

Del 12 de noviembre del 2002 al 2 de septiembre del 2004.

LA COLECCIÓN = BILDUMA

Del 25 de abril del 2002 al 22 de diciembre del 2002.


 

Obra en Artium

Sin título, 1975. Óleo sobre tela, 130 x 162 cm.
 

La obra Sin título, de 1975, también conocida como La familia, pertenece al período central de la producción de Ameztoy. El propio pintor sugirió en más de una ocasión que fue en la década de los setenta cuando su pintura alcanzó plena madurez y un estilo definido. El uso del contraste entre lo familiar y lo extraño, que Freud llamara "lo siniestro", aparece en esta obra como paradigma del surrealismo de Ameztoy. Un surrealismo que puede ser leído en clave psicoanalítica. Aquí, lo siniestro, que para el crítico norteamericano Hal Foster es la clave de todo surrealismo, aparece como una dialéctica entre tradición y modernidad, entre memoria y olvido, entre una identidad profundamente arraigada y una dificultad para "hacerse cargo" de ella. Las figuras recortadas en el vacío, que no se dejan ver, las formas vegetales inaprensibles dan cuenta, precisamente, de un sentir personal y una peculiar concepción del individuo -interiorizado y, en cierto modo, contradictorio- que se debate entre la transparencia y la opacidad; un espinoso sujeto en el más puro sentido establecido por Zizek, mitad bosque, mitad animal, que se resiste a cualquier conceptualización de la existencia.  

Sin título, 1990. Litografía sobre papel, 50 x 50 cm.
 
 
Sin título, 1994. Serigrafía sobre papel de algodón 100% fabricado a mano 350 gr, 52 x 42 cm.
 
Carpeta, 1994. VARIOS AUTORES (José Luis Zumeta, Carmelo Ortiz De Elgea, Alejandro Tapia, Xabier Idoate, Daniel Tamayo, Bonifacio Alfonso, Vicente Ameztoy, Gabriel Ramos Uranga). Serigrafía, 54 x 45 x 2,5 cm (carpeta), 52 x 42 cm (cada hoja).
 
 

Letras para el arte

El 25 de enero del 2006 el escritor Bernardo Atxaga participó en la actividad Letras para el arte, ofreciendo su visión particular sobre la obra Sin título de Vicente Ameztoy.

 
Bernardo Atxaga en ARTIUM.
 

 

Recursos

Recursos en línea

Arano, Jon. “Bernardo Atxaga: creo que es el momento adecuado para volver a empezar” [Recurso en línea]. JavierOrtiz.net. (2 noviembre 2001) Dirección URL: <http://www.javierortiz.net/voz/iturri/bernardo-atxaga-creo-que-es-el-momento-adecuado-para-volver-a-empezar> [Consulta: 24 de agosto de 2015].

*Entrevista realizada al escritor Bernardo Atxaga en la que hace referencia al artista Vicente Ameztoy.

“Arte: Catarsis. Rituales de purificación” [Recurso en línea]. Luke. N. 73. Dirección URL: <http://www.espacioluke.com/2006/Abril2006/artium.html> [Consulta: 24 de agosto de 2015].

*Artículo que trata sobre la exposición celebrada en Artium de Álava de Vicente Ameztoy que durará hasta febrero de 2007.

Merino, José Luis. "Vicente Ameztoy, una isla artística" [Recurso en línea]. El País. (8 noviembre 2001). Dirección URL: <http://elpais.com/diario/2001/11/08/paisvasco/1005252028_850215.html> [Consulta: 24 de agosto de 2015].

*Artículo que recoge la noticia del fallecimiento del artista Vicente Ameztoy.

Moyano, Alberto. "Vicente Ameztoy regresa a casa" [Recurso en línea]. Diario Vasco. (26 mayo 2012). Dirección URL: <http://www.diariovasco.com/v/20120526/cultura/vicente-ameztoy-regresa-casa-20120526.html> [Consulta: 24 de agosto de 2015].

*Artículo que recoge información sobre la exposición-homenaje que recorrrió treinta años de trayectoria del artista en Villabona.

Sala, Teresa. “Cada cuadro que pinto es un nuevo intento de sorprenderme a mí mismo” [Recurso en línea]. Euskonews & Media.N. 129, 2001. Dirección URL: <http://www.euskonews.com/0129zbk/elkar12901es.html> [Consulta: 24 de agosto de 2015].

*Entrevista realizada a Vicente Ameztoy en la que el artista cuenta su trayectoria y forma de concebir la pintura.

Bibliografía

Ameztoy, Vicente. Ameztoy. Madrid: Ramón Durán, 1971.

Ameztoy, Vicente. Sagrado - Profano: Santoral de Remelluri, Paraíso y otras obras [Exposición]. Guipúzcoa: Diputación Foral de Guipúzcoa, 2000.

Ameztoy, Vicente. Vicente Ameztoy. Madrid: Galería Juana Mordó, 1976.

Arte y Artistas Vascos en los Años 60. San Sebastian: Koldo Mitxelena, 1995.

Artea Gernikan. Gernika: Comisión Gernika 37-87, 1987.

Diez años de litografía en Arteleku. San Sebastián: Diputación Foral de Gipuzkoa, 1996.

Gráfica española contemporánea. Madrid: Dirección General de Relaciones Culturales, Ministerio de Asuntos Exteriores, 1979.

Gráfica española contemporánea: litografías, grabados, serigrafías, aguafuertes, etc. México: Dirección de Relaciones Culturales del Ministerio de Asuntos Exteriores de España: Dirección General de Asuntos Culturales, Secretaría de Relaciones Exteriores del Gobierno de México: Museo de Arte Moderno del Instituto Nacional de Bellas Artes, 1981.

Pintura española de vanguardia: [exposición]. Madrid: Asociación Cultural Hispano-Norteamericana, 1976.

Pintura vasca contemporánea: euskal pintura garaikidea: 1910-1985. San Sebastián: Caja de Ahorros Provincial de Guipúzcoa, 1985.