Valeriano López

Biografía

Valeriano López es un artista plástico, videocreador, realizador y guionista de cortos que nació en Huescar (Granada), en 1963. Es licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Granada, siendo también titulado en Artes y Oficios.

Se dedica al tapiz desde 1984, pero abandona dicha actividad seis años más tarde con la instalación Se acabó el tejemaneje. Se integra en un colectivo que, sin una denominación estable, durante años irá adoptando el nombre de sus intervenciones.

En 1996 estrena el cortometraje Estrecho Adventure, un original, sorprendente, corrosivo y atractivo vídeo de animación por ordenador, con el que ha obtenido multitud de premios en diferentes certámenes nacionales y con el que ha participado en muy diversos festivales, ciclos, programas de vídeos y de cortometrajes tanto a nivel nacional como internacional.

En 1999 tras el éxito obtenido con la mencionada obra, realiza su primera exposición individual para el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, Aldea Fatal. En el año 2000 realiza la creación audiovisual y escénica de La última cinta de Krapp, de Samuel Beckett, para la compañía Yo No.

Estrecho adventure, 1996.Estrecho adventure, 1996.

 

 

 

Exposiciones individuales

1999

Aldea Fatal. Zona Emergente, Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, Sevilla.

Exposiciones colectivas

2012


Citystories and global cities. Asian urban shapes. Casal Solleric, Palma de Mallorca.


11th Havana Biennial. La Bienal de La Habana, Habana.


2011


Relatos encadenados. Centre d’Art la Panera, Lleida.


2009


25th Alexandria Biennale for Mediterranean Countries. Alexandria Biennale for Mediterranean Countries, Alexandria.


Huésped. Colección MUSAC en Rosario. Museo de Arte Contemporáneo de Rosario (MACRo), Rosario.


LINGUA FRANCA.1. Puerto de las Artes. Ciclo de Arte y Creación Contemporánea de Huelva. Museo de Huelva, Huelva.


Huésped. Colección Musac en el MNBA. Museo Nacional de Bellas Artes - MNBA, Buenos Aires.


2008


6a Biennal d’art Leandre Cristòfol. Biennal d’Art Leandre Cristòfol, Lleida.


Homo Ludens Ludens. Laboral - Centro de Arte y Creación Industrial, Gijón.


Geopolitics of the Animation. MARCO Museo de Arte Contemporánea de Vigo, Vigo.


2007


Geopolíticas de la animación. Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC), Sevilla.


Existencias. Musac - Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León, Léon.


Wo ist Zuhause? No. 3. Museum Ostwall im Dortmunder U, Dortmund.


I Encuentro entre dos Mares Bienal São Paulo - Valencia - Encuentro entre dos Mares. Bienal São Paulo - Valencia, Valencia.


Colección de Arte Contemporáneo 3 del Ayuntamiento de Lleida. Centre d’Art la Panera, Lleida.


2006


Identidades Criticas. Patio Herreriano - Museo de Arte Contemporáneo Español, Valladolid.


2005


Boost in the Shell. AEROPLASTICS contemporary, Bruselas.


Emergencies. Musac - Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León, Léon.


2003


Monocanal. CGAC - Centro Galego de Arte Contemporánea, Santiago de Compostela.


Boda. Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo MEIAC, Badajoz.


Geografie und die Politik der Mobilität. Generali Foundation, Viena.


Melodrama. Artium, Vitoria-Gasteiz; Centro José Guerrero, Granada. MARCO, Vigo.


2002


Video Tour. ArtBasel/Liste.


Power. Forum d´Art Contemporain, Luxemburgo.


2001


Artforum, Berlín.


ARCO'01, Madrid.


9ª Bienal de la Imagen en Movimiento, Ginebra.


Pareja de hecho(s). MAD 01 Recinto Ferial Juan Carlos I, Madrid.


Qué me cuentas? Galería Joan Prats, Barcelona.


Ofelia y Ulises. En torno al Arte Español Contemporáneo, 49 Bienal de Venecia.


Situaciones. Cuenca.


2000


Trasvases. Artistas Españoles en Vídeo. Centro de Cultura Español en Lima, Museo de Arte Moderno de Buenos Aires. Museo de Arte Carrillo Gil, México D.F.


(De) Construcciones de hombres, Sala Amadis, Madrid.


Historia Cosmopolita. Sala de la Moneda, Ayuntamiento de Sevilla.


Balada final. Sala Amadis, Madrid.


1998


ARCO ELECTRÓNICO, Feria de ARCO, Madrid.


1997


Muestra de Vídeo Gay. Centro de Arte Reina Sofía, Madrid.


Andalucinaciones, "Hipertrofia" (instalación). Teatro Central, Sevilla.


1995


Convergencia, Sala Montcada de la Fundación la Caixa, Barcelona


1994


Sorry Papa. Galería Cavecanem, Sevilla.


1993


100%, Enunciación (instalación firmada por la miembro del colectivo Nuria León). Museo de Arte Contemporáneo, Sevilla. Salas del Palacio Episcopal, Málaga.


Promotional Copy. "Besos negros", Nueva York.


Cuarto Oscuro, Sala José María Fernández (UNICAJA), Málaga.


I Bienal de Arte en la Frontera (Algarbe y Andalucía), Agraciados Agraciados. Armazén Regimental, Lagos, Portugal. Museo de Huelva.


1991


Seguro que follo (Día Mundial de la Lucha contra el SIDA), Planta Baja, Granada.


1990


Besos Negros. Sala de los Condes de Gabia, Granada.


Muestra Textil, Se acabó el tejemaneje (instalación). Sala de la Escuela de Artes de Granada.


1989


Tierra signo Tierra, "La tierra para el que la trabaja" (pintada), Hospital Real, Granada


 

Premios y becas

1997

Accésit en la Secció Oficial de Cinema d´Animació. Festival Internacional de Cinema Independent de Barcelona.

2º premio. Certamen Andaluz de creación audivisual de Cabra, Córdoba.

1er premio. Festival de vídeo de Navarra.

Mejor guión. Festival de Cine de Aguilar de Campoó.

2º premio y premio del público. Festival de cine de Granada.

1996

2º premio. Festival de Cortrometrajes de Almería.

Mención especial a la frescura, originalidad y compromiso con su tiempo. Festival de Cine de Alcalá de Henares.

Actividades audiovisuales y escénicas

2000

Imagen y diseño de la obra de teatro La última cinta de Krapp de Samuel Becket, para el grupo de teatro Yo No.

1998

Guión del cortometraje en 35 mm Yemayá me llama (basado en un hecho virtual).

Realización de la proyección virtual Aldea Fatal.

Realización de la videocreación Wcbolero.

1996

Guión, dirección y dirección artística del cortometraje en 35mm de ficción-animación Estrecho Adventure.

1995

Guión y dirección del vídeo de ficción El ojete indiscreto.

1994

Guión y ayudante de dirección del spot Lo que no apunta a la procreación, para la televisión cubana. La Habana.

Obra

Valeriano López es un artista que en los últimos añosha venido basando sus principales proyectos en una clara intención crítica acerca de los problemas del primer y tercer mundo y sobre la manipulación mediática del concepto ideológico de la globalización.

Aldea fatal IV. Impresión digital amplificada y plastificada. 1999.

Todo ello vinculando la virtualidad del lenguaje utilizado con la fuerza impactante de sus propuestas, jugando dialéctica e inteligentemente con la definición y sentido último del término "realidad" en el mundo actual. Su obra nos plantea claramente las dificultades de establecer una realidad objetiva donde el concepto de verdad cobre toda su legitimidad ética.

Nuestro artista, formó parte, durante varios años de un colectivo de creadores granadinos con el que desarrolló diversos proyectos artísticos, sin embargo fue en el ámbito del vídeo y en el del cine donde comenzó a desarrollar su andadura artística por separado. Su afición por estos medios de expresión y la realización de varios cursos en la Escuela de Cine de San Antonio de Baños, de la Habana le incitaron a sumergirse en estas apasionantes áreas artísticas. A partir de entonces empieza a efectuar varios vídeos y cortometrajes sobre diversas temáticas, hasta que lleva acabo la realización del corto de ficción-animación, Estrecho Adventure, el cual recoge la investigación realizada por el artista durante varios años en las dos orillas del Estrecho de Gibraltar bajo los efectos del 92, el Tratado de Maastrich y la moda etnotecno.

Para poder comprender sus inquietudes artísticas, creemos interesante realizar un recorrido artístico por aquellas obras que nos parecen más representativas.

 
 
 

Estrecho adventure

Estrecho adventure, 1996.Estrecho Adventure, a parte de haberle hecho ganar varios premios, y de haber sido emitida en diversos períodos por distintas cadenas de televisión, le ha llevado hasta Aldea Fatal, ya que le hizo abrir un proceso de trabajo en el cual se aúnan tanto una temática social, reflexionando sobre las fronteras socioecónomicas y culturales, con todo lo que ello implica, el sentido del humor, y el uso de la ironía, todo ello plasmado en obras digitales realizadas por ordenador, en su inmensa mayoría.

 

 

Esta obra que ha sido calificada por los expertos como una de las mejores realizadas por el artista, se trata de un cortometraje en 35 mm, luego pasado a vídeo, con guión y dirección de él mismo, quien contó con la ayuda de diferentes colaboradores tanto a nivel de animación como de sonido, y que se estructura en dos partes que conforman un todo.

La primera parte de la obra, la más amplia, es la que desarrolla todo el entramado conceptual, discursivo y estético del proyecto, consistiendo en una animación electrónica configurada como un video-juego, a la manera de la gran variedad de juegos electrónicos que pueblan los ordenadores de nuestros niños y jóvenes, y con su misma dinámica narrativa, similar estética, con un personaje protagonista que debe superar obstáculos, niveles ascendentes de complejidad del juego, puntuación, y un final que se asocia a la idea de ganar.

Estrecho adventure, 1996.

Un vídeo-juego que tiene como protagonista a Abdul, un emigrante marroquí que sueña con Europa, con vivir una vida mejor en el "paraíso occidental", y se lanza a cruzar el Estrecho, para pasar en otra fase del juego a sortear todo tipo de obstáculos que como emigrante ilegal debe superar y terminar recogiendo hortalizas y frutas en los invernaderos de cultivo intensivo de nuestro sur peninsular eso sí con un premio final, ¡congratulations!: los papeles de residencia.

 

 

Y un vídeo cargado de un humor ácido, punzante, que recorre-como en la mayoría de sus obras-un discurso fuertemente crítico con las fronteras establecidas, que separan cada vez más a los denominados Primer Mundo y Tercer Mundo y a sus poblaciones, en una época en la que, como una malévola paradoja, se habla de globalización de las comunicaciones, libertad de movimientos, difuminación de límites geográficos, y de vivir-¿quiénes?- en una Aldea Global. Ideas que impregnan la mayoría de sus proyectos, como el expositivo Aldea Fatal, una ironía confrontación a la idea de Aldea Global.

Sirviendo de epílogo, y confrontada a la primera parte encontramos, la segunda parte del vídeo. Un minidocumental en el que unos niños marroquíes juegan en un café, bulliciosamente, con un video-juego. El principio de ficción, como en otras ocasiones, confrontado al de realidad. O, más precisamente, la realidad virtual confrontada a la realidad social.

 

 

Aldea fatal

Aldea Fatal, cuyo título cuestiona de forma corrosiva y divertida los planteamientos de McLuhan acerca de que vivimos en una Aldea Global fue realizada en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. Se trata de una exposición multimedia sobre globalización, identidades y fronteras. Como hemos mencionado anteriormente ésta nació a partir de la realización de Estrecho Adventure.

Realizada para ser expuesta en tres habitáculos, presenta la siguiente disposición:

En la primera sala, se sitúa una cortina realizada con llaves de colores sin tallar que el visitante tiene que tocar para poder penetrar en el interior del espacio, y que se plantea como símbolo de apertura de una puerta, de una frontera, tras la cual podemos introducirnos en un itinerario ofrecido como un viaje para la reflexión social y estética acerca del establecimiento de fronteras entre los diferentes mundos.

Dentro ya del espacio, una vídeo proyección de una botella de cristal conteniendo en su interior una patera rota, naufragada, navegando en un mar infinito, negro, nocturno, se deja acompasar por un sonido de un mar extraño, inquietante.

En la segunda sala, diferentes botellas, de distintos tamaños, se colocan en una de las paredes frontales a modo de banco de peces, pateras como realidad social permanente de nuestras costas sureñas, como paso clandestino teñido de tragedias, como la frontera que separa "los diferentes mundos" y que se abre en una sola dirección.

Aldea fatal III. Ampliaciones fotográficas digitales. Medidas Variables. 1999.  Aldea fatal IV Silicona y pintura Medidas variables. Aldea fatal I. 2880 llaves metálicas de colores y argollas metálicas. Medidas variables.
En la pared de enfrente una fotografía digital de gran formato nos ofrece la imagen de una palmera, símbolo de lo que nosotros los occidentales denominamos "paraísos exóticos", azotada por el viento y anudada en su tronco, ahogada. En medio del espacio, una gran cáscara de plátano de silicona que hace referencia al resbalón, a la caída, al derrumbe de esas otras culturas que estamos expoliando.

En la tercera sala esa misma palmera, que en el espacio anterior se encuentra multiplicada en plotters fotográficos, ahora se encuentra situada en una vídeo instalación de cuatro monitores dispuestos de forma que evocan un círculo en el espacio. Los monitores reflejan la misma palmera, anudada y azotada por el viento, pero se colocan en distintas posiciones: frontal, colocado hacia el lado derecho, hacia abajo y para el izquierdo. Con ello se consigue el efecto de movimiento circular, como en el que se mueve un huracán, que devasta y azota todo lo que encuentra a su paso, a la vez que se oye el ruido de un viento huracanado.

Un poco más allá, en medio de la sala una figura Nkisi de madera, con un personaje oscuro atravesado por múltiples clavos, fetiche o amuleto del África negra que incorpora las creencias curativas y mágicas integradas en sus culturas, se encuentra situado enfrente de la imagen de un "conguito" de chocolate que da vueltas sobre sí mismo desde la pantalla de un ordenador. El contraste es absoluto entre ese fetiche negro de madera y el estereotipo occidental de negritud.

Al fondo una duna de arena tapona, como una frontera dentro de la exposición, la puerta de salida del recorrido de la misma, y nos fuerza a salir por la misma puerta de entrada de la sala, para encontrarnos en el pasillo con una caja de luz, suspendida por hilos transparentes desde las paredes, que nos muestra un conjunto de pateras navegando, esta vez por la atmósfera, alrededor de la Tierra, recorriendo de forma irónica la denominada Aldea Global.

 Al salir, o entrar, por la puerta general que da acceso al espacio expositivo nos encontramos con una imagen, que se incorpora al cartel anunciador de la muestra, de un joven magrebí, que se muere de risa al pensar en la idea de Aldea Global y que nos invita a entrar en Aldea Fatal.

La muestra que conjuga una reflexión sobre las fronteras en la era de las tecnologías de la información y de la comunicación, contraponiendo Aldea Fatal a Aldea Global en unos juegos de múltiples sentidos y significados, también acentúa los aspectos estéticos de aquella en una puesta de escena en la que se entrelazan perfectamente lo visual y lo sonoro.

La importancia dadaal sonido en el proyecto presentado por Valeriano López se puso de manifiesto en la realización de una intervención sonora en los pasillos colindantes al espacio de la exposición, del grupo granadino Elíptica.

 

 

Pasaporte intervenido. Basado en un hecho virtual

Como continuación de los trabajos anteriores, en 2001 cierra el ciclo con la edición del CD-ROM Pasaporte intervenido. De fuerte agudeza crítica, esta obra, basada en un hecho virtual supone un espléndido documento estético de denuncia donde puede bucear y recrear sus propuestas multimedia. Un auténtico deleite de reinterpretación socio-cultural en el que la ironía y la revisión ideológica nos sorprenden con una agudeza que va desde la impecable resolución iconográfica de los motivos representados, hasta el golpe visual de las duras imágenes que muestran la confrontación entre el mundo rico y el mundo pobre.


Todo ello manifestando la necesidad que existe de dotar a los nuevos lenguajes y los medios expresivos de un valor humanista y de denunciar su utilización como instrumentos de fascinación superficial al servicio del manipulador y enmascarador poder dominante.


La profunda crítica inunda todos los aspectos de esta obra, desde los textos escritos, la música (elaborada por Pepe Mármol) o las alusiones cinematográficas en un auténtico despliegue de sutileza conceptual que contrapone la "aldea global" (Bla, bla, global), retóricamente desplegada desde el Primer Mundo, a las visiones alternativas establecidas sobre un análisis más abierto para con la situación real del Tercero, derivando este términoenAldea falaz, Aldea facal o Aldea Fatal.


La ironía existente en otros vocablos como ParaiS.O.S., Dolores, Trapos Sucios, etc. se completa de una manera perfecta con la fuerza visual de las imágenes o las pequeñas películas que las acompañan, así como con la música o los sonidos que también se integran de forma espléndida en la composición multimedia.

Pedagonía

Otra contribución de este artista nos introduce en el ámbito crítico de la concepción pedagógica de las artes en la sociedad actual. Su Pedagonía. Proyecto para mural en la fachada de la Facultad de Bellas Artes de Granada es un inteligente juego etimológico del lenguaje con profundas implicaciones reflexivas.


Aquí trata de recuperar el carácter combativo de la "pintada" sobre el muro, cuya tradición histórica está plagada de fuertes connotaciones reivindicativas y revolucionarias, ya sea desde los ejemplos de los muralistas mexicanoso las manifestaciones más cercanas a este caso, como los actos de rebeldía callejera que tiene en la estética del graffiti su mejor expresión.


Nos topamos, por lo tanto, con una referencia directa a la necesidad de recuperar la educación estética como pilar fundamental de la formación humanista de una sociedad que debe, en gran medida, su decadencia actual a la "agonía de la pedagogía", tal y como lo siente un artista que se dedica también a la enseñanza del arte.


Como tal, propone una fuerte revisión de la didáctica en todos los ámbitos sociales y especialmente en el universitario, donde se hace necesario romper con el academicismo inmovilista imperante y promover nuevas formas de ruptura que agiten y posibiliten la renovación crítica de una realidad que debe ser revisionada, combatida y más progresista.


Pedagonía.

 

Entrevista

Francisca Baena. Cuénteme: qué diferencias has apreciado, según los circuitos en los que se ha exhibido, en la recepción de tu obra más emblemática hasta la fecha: Estrecho Adventure. Quiero decir que empezó su singladura en el Festival de Cine de Alcalá de Henares, o sea, en un ámbito puramente cinematográfico, pero últimamente se ha visto sobre todo en espacios museísticos. ¿Has notado alguna diferencia digna de mención en la respuesta del público?


Valeriano López. La respuesta del público suele ser la misma: todos reaccionan ante la inmediatez de esa máquina que habla claro.


F.B. Eso me recuerda algo que hablaba con Ángeles. Benjamín habló de la pérdida del aura en las obras de arte con el advenimiento de las técnicas de su reproductividad, básicamente la fotografía y el cine. Se perdían, así, una serie de valores históricamente asociados a la contemplación estética, pero a cambio se ganaban otros. No hay que olvidar cómo terminaba Benjamín su ensayo. Y bien, tú provienes de las Bellas Artes, pero en un momento dado decides recurrir al cine, supongo que en parte concernido por consideraciones de este tipo. Sin embargo decides no seguir por ahí, sino que, sin dejar de hacer películas, prefieres encauzarlas en circuitos en cierto sentido "menos naturales" para el medio, o sea, que aceptan peor la pérdida del "original" y precisan condiciones de recepción mucho más limitativas. ¿Qué ganas con ello?


V.L. Si profané la frontera del celuloide fue buscando un lenguaje para un proyecto concreto y esa misma razón me ha llevado a otros lugares. Por ejemplo, mi siguiente propuesta consistía en meter una patera naufragada dentro de una botella y abandonarla a la deriva en la noche del océano. La realidad virtual solucionaba la cuestión técnica y le aportaba una buena carga semántica (Aldea Fatal señala la pieza). Una historia detenida, sin posibilidad de desarrollo, condenada al bucle de su propia enunciación. Insostenible. ¿Quién iba a sentarse indefinidamente a presenciar el naufragio de un mensaje? ¿A que productor interesaría? De ninguna manera se sometía al imperativo de los 35 mm. Pero eso no debía ser importante, más bien se trataba de encontrarle un medio y hacerla naufragar en la web parecía lo más conveniente.


Te lo voy a ilustrar de otra manera que quizá hable más claro de cuales son mis intereses: Me invitaron a participar en PaseArte (estudios abiertos en Sevilla, 2001). Ese día el público tenía la oportunidad de penetrar en el aureolado estudio del artista. Acepté considerando que era una buena situación para proponer algo específico. Se editó un plano de la ciudad con las direcciones de los artistas participantes. Se anunció en televisión. Amaneció un domingo soleado. Los sevillanos se echaron a la calle y la dirección que figuraba con mi nombre correspondía a una "casa de putas". Pude buscar la forma de grabar en vídeo las distintas situaciones que se presentaran. Darle un formato previsible. Sacarle partido artístico. ¿Qué hubiera sumado? Sólo en el encuentro real aquí/ahora y desde el extrañamiento y la agresión vividos podía activarse el discurso.


F.B. y ¿Cómo ha sido la experiencia de lanzar la botella al mar electrónico? ¿Has tenido noticias de su deriva? ¿Ha producido ecos de los que sepas?


V.L. Mucho océano y mucho silencio. Fue un naufragio en toda regla, pero volvió cargada de mar y mal electrópico. Aldea Fatal mutó en una explosión que infectó el circuito de pateras, palmeras e identidades... Y mutó en un cd-rom basado en hechos virtuales, con nuevas formas y nuevas combinaciones. De espíritu clandestino y pirata, cada persona a la que regalo una copia es libre de copiarlo y regalarlo cuantas veces quiera. La patera ha vuelto al océano y la máquina ha dejado de pertenecerme.


F.B. Es muy estimulante oírte hablar. Escucho en tus palabras una pasión que quizá sólo encuentro ya, resistiendo a pensar de todo, en posiciones claramente transgresoras. ¿Cómo ves tú, en tanto que actor o actante de los circuitos artísticos, la vida que late en ellos? ¿Crees que queda aún? ¿Dónde la sientes?


V.L. En el ano (del circuito cerrado). Como argumenta Beatriz Preciado: "El corrimiento provocado por el dildo no equivale a una sustitución del centro, incluso vacío, mediante la imitación de un modelo original. Es la conversión de cualquier espacio en centro posible lo que traiciona el origen. Hay que desterritorializar el sexo. Entonces, todo es dildo. Todo se vuelve orificio".


F.B. Un dildo es un consolador, ¿no? ¿Hablas de lo perverso polimorfo? ¿del cuerpo sin órganos de Deleuze y Guattari? ¿de la mística (el puro goce, el cuerpo todo llaga)?


V.L. El dildo no consuela. Habla. "Falta el lenguaje, Julián."


F.B. Y otra cosa. Sé sabemos, la distancia que media entre la realidad y el deseo, y la frustración que pueden llegar a acarrear los malentendidos, por ejemplo los que propicia la resistencia de la máquina a la que aludías al principio, que llega incluso a suplantarte a ti, o a tu deseo precisamente (me refiero a esa insistencia que hace que te la sigan reclamando una y otra vez como si aún fuera tuya, o que por extrañas circunstancias ocupe en alguna exposición el lugar que le correspondía a otras obras), o por ejemplo otras resistencias más prosaicas pero no menos inquietantes como las de las máquinas materiales de las que depende que tus enunciaciones tengan efecto, o sea, la dependencia de las tecnologías (y de sus agentes). Sin embargo, y una vez más veo ahí una pasión sostenida y un fuerte compromiso, no claudicas.


V.L. Han sido contabilizadas cuatro preguntas:


1ª: El deseo no está en mí sino en la máquina, o al menos ese es nuestro deseo;


2ª: Esas otras instancias a las que te refieres, tienen el deseo de ahorrarse el dinero que costaría una producción nueva.


3ª: La tecnología es el Verbo, efectivamente, y si se la empuña bien, puede ser un arma de construcción masiva";


4ª: ¿Claudicar? Cito a Augusto Monterroso: "Hoy me siento bien, en Balzac. Estoy terminando esta línea."


F.B. Y en ese empeño revolucionario que mencionas, ¿estás solo? Quiero decir: ¿sigues trabajando en o con colectivos en los que disolver tu nombre, como hiciste en tus comienzos?


V.L. No soy un revolucionario. Soy un petarda (femenino de hombre-bomba) versátil y móvil que gusta rodearse de gente y de trabajo. Me adhiero puntualmente a proyectos que me interesan. Me uní con mi cámara de vídeo, a un director de teatro y a un actor para montar La Última Cinta Krapp de S. Beckett. Un trabajo concienzudo que nos llevó cerca de dos años. He participado en proyectos musicales o como ahora, que estoy inmerso en Nuevas Cartografías de Madrid, una investigación etnográfica y artística que reúne a más de veinte personas. También trabajo para las Escuelas de Arte de Andalucía y cada año pasan por mis manos unos cincuenta estudiantes con los que desarrollo mi revolución particular que consiste en coger una piedra y adentrarnos en las metáforas.


Baena, Francisca. La realidad contaminada >> visiones críticas sobre el presente. Calidad Gráfica, 2003. EC 2302


 

Exposiciones en ARTIUM

VIDEO(S)TORIAS

Del 15 de abril al 4 de septiembre de 2011.

LAOCOONTE DEVORADO. ARTE Y VIOLENCIA POLÍTICA

Del 6 de mayo al 3 de octubre del 2004.

MELODRAMA. LO EXCESIVO EN LA IMAGINACIÓN POSMODERNA

Del 26 de abril al 22 de septiembre de 2002.
 

Obra en ARTIUM


 


 


 


 


 

Recursos


 

Recursos en línea

Batofar cherche… la Suisse: contribution d'attitudes [Recurso en línea]. Dirección URL: <http://www.attitudes.ch/expos/batofar/batofar.htm> [Consulta: 4 de julio de 2013].

*Página web en la que se puede consultar información sobre el artista Valeriano López.

Valeriano López [Recurso en línea]. Hamaca. Dirección URL:<http://www.hamacaonline.net/autor.php?id=99> [Consulta: 4 de julio de 2013].

*Página web en la que se puede consultar información sobre el artista Valeriano López.

Valeriano López [Recurso en línea]. Dirección URL: <http://www.valerianolopez.es/> [Consulta: 4 de julio de 2013].

*Página web oficial del artista Valeriano López.