Elena Blasco

Biografía

Elena Blasco nació en Madrid en 1950. Actualmente, compagina sus compromisos artísticos con la enseñanza, ya que desde el año 2002 es profesora en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid. Estudió Bellas Artes y se licenció en 1974, optando por la pintura como especialidad. Se diplomó en Fotografía y Decoración por la Escuela de Artes Plásticas de Madrid. Sus creaciones son imaginativas; en ellas Elena es capaz de combinar pintura y escultura invitándonos a entrar en su particular mundo.

 

ELLA ES ASÍ…

“…Mi tia Elenita, es una mujer que hace esto: está hablando conmigo y un broche mio le recuerda a otro parecido que tuvo su madre (mi abuela Elena que murió), se pone acontarmelo haciendo pucheros y empieza a urgar en su bolso buscando un pañuelo, a esas alturas ya tiene buenos lagrimones; en esas, encuentra una postal que ha recibido de su hijo, la saca y empieza a describir los bordados de las toallas del lujoso hotel donde está mi primo, con tal primor y lujo de detalles… Se encuentra con una postal en una mano, el pañuelo en la otra, llorando y riéndose de la broma de la postal y de mi abuela, sin dejar de hablar y de darme golpecitos en el brazo, y a mí me tranquiliza muchísimo pensar que lo cortés no quita lo valiente, mi abuela no quita mi primo, el llanto no quita la charla, la charla no quita la risa. Qué riqueza, así dá gusto. En fín, que me entretiene muchísimo. También es bastante marrón (mezcla de verde y rojo) como la vida, como mi familia.” [1]
[Transcrito literalmente manteniendo la ortografía original.]

 

_________________________________

[1] En: Elena Blasco: porqué [sic] disimuláis, todo el mundo reconoce una flecha. Santander: Galería Siboney, 1996, p. 13. AR BLA-EL 5
 

Exposiciones individuales

2004

Galería Trinta, Santiago de Compostela.

2003

Galería Fúcares Almagro, Ciudad Real.

2002

ytúúúuuuuuuu queteeeeeeeeee creíííiiiiiiiaas el rey/adetoooo doelmuuundoooooo. Sala Alameda, Diputación Provincial de Málaga, Málaga.

2001

Espacio Caja Burgos, Burgos.

2000

…se puede, se puede… se podía. Galería Fúcares, Madrid.

1998

Sólo quiero no extrañar el cielo. Galería Trienta, Santiago de Compostela.

Búfalos son búfalos. Galería Berini, Barcelona.

1997

Búfalos son búfalos. Galería Ángel Romero, Madrid.

1996

¿Por qué disimuláis?, cualquiera reconoce una flecha. Galería Siboney, Santander.

1995

Galería Vanguardia, Bilbao.

1994

No os asustéis, ya estoy aquí yo. Galería Ángel Romero, Madrid; Galería Mácula, Alicante; Galería Berini, Barcelona.

1993

Galería Rafael Ortiz, Sevilla.

1992

Gemmentemuseum Arhem, Arhem, Holanda.

1991

Al deseo lo meneo. Galería Ángel Romero, Madrid.

La desproporción. Galería Estampa, Madrid.

Galerie Snoëi, Rótterdam, Holanda.

Galería Brini, Barcelona.

1989

Galería Ángel Romero, Madrid.

1986

Todo se me hace poco para ti. Galería Ángel Romero, Madrid.

1983

Ateneo de Málaga, Málaga.

1982

La evolución de las especies de cuadros. Galería Montenegro, Madrid.

1981

Galería Almuzarra, Segovia.

1979

En el estudio. Los americanos II. Montaje al aire libre, Madrid.

1976

En el estudio. Estandartes y collages I. Montaje al aire libre, Madrid.

Exposiciones colectivas

2005

Mensajes Cruzados. Parlamentar con lo real en el tiempo. La Colección IV. Artium, Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo, Vitoria-Gasteiz.

ARCO’05, Madrid. Galería Trinta, Santiago de Compostela.

2004

ARCO’04, Madrid. Stand Galería Fúcares.

2003

ARCO’03, Madrid. Stand Galería Fúcares.

ART MIAMI. Stand Galería Fúcares, Madrid.

Cuatro Dimensiones. Escultura en España, 1978-2003. Museo Patio Herreriano, Valladolid.

2002

ARCO’02, Madrid. Stand Galería Fúcares, Madrid.

ART MIAMI. Stand Galería Fúcares, Madrid.

ART CHICAGO. Stand Galería Fúcares, Madrid.

Galería Moriarty, Madrid.

Galería Trinta, Santiago de Compostela.

2001

ARCO’01. Stand Galería Fúcares, Madrid.

ART CHICAGO. Stand Galería Fúcares, Chicago.

Cuanto tiempo vas a seguir pagando de más. Galería Fúcares, Almagro.

2000

Gabinete de papel IV. Galería Fúcares, Almagro.

Doméstico 2000. Madrid.

Mujeres (Manifiestos de una naturaleza muy sútil). Sala de Exposiciones de la Comunidad de Madrid, Madrid.

1999

ARCO’99, Madrid. Galería Ángel Romero, Madrid.

Feria Internacional de Miami, Miami.

Tránsito. Feria de Arte Contemporáneo, Toledo.

Galería Trinta, Santiago de Compostela.

1998

Colección Testimoni-Museo d´Art Contemporani D´Evissa.

Estampa. Galería Oscar Manesi, Madrid.

1997

Estampa. Galería Oscar Manesi, Madrid.

Bienal Internacional de Guadalajara. Galería Berini, México.

Galería La Aurora, Murcia.

22ª Bienal de Arte Gráfico de Ljublana, Eslovenia.

Arte de este siglo. El Transformista, Madrid.

Primer Festival de Arte Ciudad de Medellín. Medellín, Colombia.

ARCO’97, Madrid. Galería Ángel Romero, Madrid.

1996

Ricas y famosas. Sala de Armas de la Ciudadela, Ayuntamiento de Pamplona; Casa Águila y la Parra, Santillana del Mar; Palau Solleric, Palma de Mallorca.

ARCO’96, Madrid. Galería Ángel Romero, Madrid.

ARCO’96, Madrid. Galería Luís Adelantado, Valencia.

ARCO’96, Madrid. Galería Oscar Manesi, Valencia.

ARCO’96, Madrid. Galería Trinta, Santiago de Compostela.

Zweimal 5x5, Kunstm Kkreuzberg/Betanien. Galerie ACUD, Berlín.

Colección Museo de Pamplona, Pamplona.

Colección Coca-Cola, Fundación Coca-Cola, Madrid.

1995

XV Salón de los 16. Salas del Ministerio de Cultura antiguo MEAC.

Art Frankfurt’95. Galería & Ediciones Ginkgo, Madrid.

ARCO’95, Madrid. Galería & Ediciones Ginkgo, Frankfurt.

Galería Estampa, Madrid.

Galería Fúcares, Almagro.

Galería Paral.lel 39, Valencia.

Territorios Indefinidos. Museo de Arte Contemporáneo de Elche; Galería Luis Adelantado, Valencia; Galería & Ediciones Ginkgo, Madrid.

Art Cologne. Galería Fernando Alcolea, Barcelona.

El proceso de la obra. Galería Ángel Romero, Colonia.

1994

Cruce. Madrid.

Galería & Ediciones Ginkgo, Frankfurt.

ARCO’94. Galería & Ediciones Ginkgo, Galería Ángel Romero, Madrid.

-3D/OD/+3D. Sala Luzán, Zaragoza.

Galería Estampa, Madrid.

Galería Fúcares, Almagro.

1993

Galería Estampa, Madrid.

Galería Rafael Ortiz, Sevilla.

Gabinete de papel. Galería Fúcares, Almagro.

Homenaje a Arthur Curvan. Casas de las Vacas, Madrid.

Trabajos de los 80. Galería Ángel Romero, Madrid.

Galería Paral.lel 39, Valencia.

Reencontres européenes. Maison des Arts Georges Pompidou, Carjac, Francia.

ARCO’93, Madrid. Galería Ángel Romero, Madrid.

1992

4ª Bienal de Pintura L’Oréal. Casa Velázquez, Madrid.

3ª Bienal de Artes Plásticas. Cultural La Rioja, Logroño.

ARCO’92, Madrid. Galería Ángel Romero, Madrid.

1991

Ginkgo Edición. Sala Alta, Cuenca.

ARCO’91, Madrid. Galería Ángel Romero, Madrid.

1990

Ginkgo Edición. Galería Egam, Madrid.

Ginkgo Edición. Galería Mácula, Alicante.

Ginkgo Edición. Galería Bretón, Valencia.

Múltiples. Galería Estampa, Madrid.

Art LA’91. Galería Ángel Romero, Los Ángeles.

ARCO’90, Madrid. Galería Ángel Romero, Madrid.

1989

Art Cologne. Galería Torch, Colonia.

Galería Korch, Ámsterdam.

Kunst Ray. Galería Ángel Romero, Ámsterdam.

1988

ARCO’88, Madrid. Galería Ángel Romero, Madrid.

Chicago Art Fair. Galería Ángel Romero, Madrid.

Art Cologne. Galería Torch, Amsterdam.

Galería Torch, Ámsterdam.

Kunst Ray. Galería Ángel Romero, Ámsterdam.

1986

VI Salón de los 16. Museo Español de Arte Contemporáneo, Madrid.

1985

Ceuta hoy. Ceuta 85, Ceuta.

Las ciudades. Galería Moriarty, Madrid.

1984

El autorretrato. IV Bienal Iberoamericana de Arte, México D.F.

1983

Salón de Serigrafía. Casa de Campo, Madrid.

La Luna de Madrid. Galería SEN, Madrid.

Estudio P.P.M., Madrid.

1982

Individualidades. Centro Cultural de la Villa, Madrid.

Seis artistas. Caja de Ahorros de Burgos, Burgos.

Galería Ovidio, Madrid.

Galería Antonio Machado, Madrid.

Galería Els Artist, Altea, Alicante.

Recuperación del dibujo. Itinerante por Sudamérica.

1980

II Bienal Iberoamericana de Dibujo. México DF.

Línea, espacio y expresión en la pintura española actual. Itinerante por Buenos Aires, Brasilia, Sao Paulo, Santo Domingo y México.

1979

Sala Carrara, Madrid.

1978

Certamen de pintura de Talavera de la Reina.

1977

Retratos. Estados Unidos.

1975

Caja de Ahorros de Segovia, Segovia.

1973

Exposición libre y permanente. Escuela de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.
 

Obra en museos e instituciones

Ayuntamiento de Alcorcón, Alcorcón, Madrid.
Biblioteca Nacional, Madrid.
Caja Burgos, Burgos.
Colección Albertina, Viena, Austria.
Colección “La Caixa”, Barcelona.
Cultural “La Rioja”, Logroño.
Colección L’Oréal, Madrid.
Diputación de Málaga, Málaga.
Fundación Coca-Cola, Madrid.
Artium, Arte Garaikideko Euskal Zentro-Museoa, Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo, Vitoria-Gasteiz.
Museo de Escultura, Pamplona, Navarra.
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid.
Museo Patio Herreriano, Valladolid.
 

Obra

Un texto que documentaba una de las exposiciones de la artista decía así: “Elena Blasco aconseja cambiar de arte lo más que se pueda”, y quien dice cambiar de arte dice cambiar de aires. Esa es su propuesta, renovarse uno mismo y renovar sus creaciones. Su forma de concebir el arte es curiosa, auténtica, genuinamente propia. A principios de los años ochenta, Elena mostraba su gran capacidad artística a través de la pintura. Por aquel entonces ya dotaba a sus obras de un carácter muy especial, de “un algo” que con el paso del tiempo la distinguiría del resto de los artistas.

“Ya me doy cuenta. Hay que cambiar de arte lo más que se pueda. Que eres pintor, pues escultor, que eres escultor, pues escritor, y es mucho mejor.Zapatero a tus zapatos está obsoleto, la prueba es que quedan cuatro zapateros que viven como hamsters en extinción. ¿Por qué? Porque siempre te dicen: “Eso que usted quiere, no se puede hacer”. O sea, se puede ir a Marte y usted no me puede arreglar esta correita. No le compensa. No nos compensa. Me costaría lo mismo que bolso y medio, nuevos. No es su profesión la que está anticuada, lo que está anticuado es mi problemita. No ha lugar las pequeñeces, antes muertos: si eres zapatero, pues basurero, y conduces un camión. Un camión enorme. Vas despertando y embotellando a tu paso a toda la calle, como Moisés pero a la inversa, las aguas revierten en el camión, cada vez más gordo, y eres el rey, y yo me he metido en un jardín, porque no me está gustando cómo acaba el dulce zapatero por cambiar de profesión, que parecía lo mejor, y ahora no sé qué hacer, otra vez. ¿Estaré errada?”.[2]

Zapatero a tus camiones

 

A mediados de esta década, según Fernando Huici, “…Elena empezó a hacer cosas muy raras…más de uno debió pensar que a la pobre, tan simpática y con semejante pedazo de talento, se le había ido la olla, hasta Tegucigalpa por lo menos…”, sus creaciones eran diferentes, poseían un toque muy Blasco. Colocaba, por ejemplo, un gigantesco pedrusco de pega delante de un lienzo prendido con alfileres al muro, una enorme flor de alambre de hierro o una serie de rodajas de espuma sintética pintadas; son obras llamativas envueltas por una fina capa de humor desquiciado.

 

 

 

 

 

 

 

En la segunda mitad de los ochenta, el mundo de la escultura ya se resentía de un cambio de rumbo, en realidad, un cambio de los patrones por los que hasta entonces se había regido. Ya en los años noventa, las obras que comienzan a realizarse, ceñidas a los nuevos patrones, son obras que distan mucho menos de ese carácter “diferente y extraño” propio de las obras de Elena en épocas anteriores. Hablaríamos así de una artista adelantada a su época, una mujer que anticipó al mundo artístico los cánones del “futuro”, un futuro inmediato pero que solo ella supo ver y osó a exponer.

A este respecto, cabe mencionar la opinión de Fernando Huici, cuando llama a Elena “chica acelerada”, su interpretación se ciñe a las propias palabras de la artista, “se trata de tomar de la naturaleza aquellas formas que a una le hacen gracia”, y a la forma con la que denomina a sus exposiciones como en su primera muestra en los años noventa, a la que bautizó Al deseo: lo meneo, o que más da no entender. De esta forma, según Huici, la artista se sale de su tiempo y lugar, “no para anticipar el mañana, si no por andar a su bola”. Así, avala el apodo con el que se refiere a Elena, chica acelerada. Elena cambia de aires, cada exposición es una mudanza y con ella un cambio en la disposición de las obras, algo que ella interpreta como la relación que surge entre sus creaciones, crea de forma individual para luego establecer diálogo entre las mismas en un espacio que manipula a su antojo. De ahí, que encontremos en su labor un doble significado: el que posee la obra en sí misma, y el que muestra el diálogo que entabla dicha obra con el resto, en el espacio destinado a la exposición.

Es una mujer preocupada por las relaciones entre las personas, por la comunicación que surge entre ellas, por el significado de las mismas, así pues, la artista consigue plasmar en sus obras artísticas aquello que le interesa de su realidad cotidiana.

 

Podría decirse que busca el diálogo artístico a través de la disposición de las obras en un determinado espacio, como ella afirma, “…se tocan, se necesitan unas a otras al igual que necesita el contacto con el prójimo…”. Como recordaba Huici, Elena coge de la naturaleza aquello que le divierte para posteriormente crear su propia naturaleza. Modifica, cambia, articula los elementos y para todo ello no le importa emplear tiempo, se lo toma con filosofía, reconoce que es un tiempo bien invertido, es su forma de expresar lo importante que es relacionarse con las personas y, sobre todo, es una forma de sentirse arropada, acompañada.

 

 

 

 

 

 

Siempre ha sido original en la utilización del espacio, en el montaje de sus obras para ser más exactos. Tiende a ocupar todo el espacio que se encuentre a su disposición y como llega a afirmar el propio Guillermo Solana, “ocuparla y convertirla en leonera o burdel, en la mismísima imagen del caos…”. Aunque a priori no se haga evidente, en cada uno de sus montajes existe una meditación profunda, una organización de las obras a través de la cual la artista consigue crear un hilo narrativo dotando de coherencia a la exposición. “…el aparente caos está laboriosamente organizado…” apunta Solana.

En definitiva, tanto en lo personal como en lo artístico, consigue entablar una relación, en el primero de los casos con la gente que le rodea, en el segundo, entre sus obras, que, como afirmaba la artista, “se tocan, se necesitan…”. Al igual que ocurre con las personas, se busca un nexo, se entabla amistad, surge la necesidad. En cuanto a su disposición, por tanto, Elena bajo una imagen de inconexión Elena esconde una absoluta armonía entre sus creaciones.

Sus obras, atendiendo a la trayectoria de su creadora, han evolucionado desde el uso de la pintura y escultura, hasta creaciones en las que ambas se combinan con el dibujo y fotografía. En cuanto a esta última técnica mencionar que son, según Abel H. Pozuelo, “Fotografías intoxicadas, modificadas por borrones y manchas de pintura, que miran al exterior […] como la mirada propia del lienzo si éste pudiera ver”. Una forma original de reflexión sobre su propia forma de crear. Como menciona en una entrevista publicada en la revista Lápiz, “…yo me dedico a esto precisamente para conocerme a mí misma […] y uso una vía paralela, el arte, que me da los datos que en la vida, por lo que sea, no me es tan fácil encontrar…”.

 

 

 

 

 

 

 

 

Característica propia de esta artista es la amalgama de técnicas, recursos y materiales que emplea, consiguiendo que por separado las obras carezcan de un significado evidente y al mismo tiempo “organizadas” muestren un sentido obvio.

 

 

 

 

 

 

 

Finalmente, reseñar el enorme abanico de materiales que usa en sus creaciones, como muñecos de trapo, ropitas de bebé, figuras de escayola, camisas, elementos extraídos de la naturaleza, sillas de jardín, telas o cuerdas. Sus composiciones poseen un gran desparpajo visual, en ocasiones un importante contenido crítico y un cromatismo chillón que no deja indiferente al espectador.

 

______________________________

[2] BLASCO, Elena. “Zapatero a tus camiones”. En: Elena Blasco: del 28 de noviembre al 22 de diciembre de 2001. Burgos: Espacio Caja Burgos, Área de Cultura, 2001, p. 21. AR BLA-EL 1

Exposiciones en ARTIUM

OROI. QUEDA MUCHO PASADO POR DELANTE

Del 21 de septiembre 2018 al 25 de agosto 2019.

MENSAJES CRUZADOS. PARLAMENTAR CON LO REAL EN EL TIEMPO. LA COLECCIÓN IV

Del 17 de marzo de 2005 a marzo del 2006.

 

 

 

 

 

 

 

 

Es incuestionable que plasmar el paisaje ha sido uno de los hitos del arte. A lo largo de la historia cada pequeño cambio en su representación vaticinó un momento revolucionario. Los de Carlos de Haes, a pesar de que ahora puedan parecer académicos, supusieron un enorme cambio en su percepción y su muestra pictórica. Haes recorría los campos y los pueblos tomando elaborados bocetos del natural, que luego acababa en su estudio. Puede decirse que introdujo en España la pintura de caballete nómada, a cuestas, dándole un carácter de obra de arte y no de mera ilustración o crónica. Hasta entonces el paisaje era inventado y recreado en los estudios de los artistas, que muchas veces lo convertían en simples fondos o escenarios donde se desarrollaba una acción. En Carlos de Haes la atmósfera, la luz, la fidelidad naturalista es sustancial a su pintura, que trata de elevar al espectador con la emoción de la naturaleza. Aunque en apariencia pueda parecer una escenografía, podemos considerar la instalación de Elena Blasco como una acción. Artista de una gran libertad formal y conceptual, en esta obra es capaz de llegar al paroxismo en la imagen paisajista. Se apodera de los elementos mezclando cualquier técnica, lenguaje, objeto u aspecto que pueda recordar tanto la textura, como la forma o incluso el inconsciente y la ironía, para construir “su” paisaje, en absoluto el paisaje objetivo, sino aquel que en algún momento pudo emocionarla. Lo convierte en un collage de sensaciones individualizadas y personales, más cercanas a su mirada interior que a la realidad.

 

Obra en ARTIUM

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Recursos

Recursos en línea

Al otro lado del espejo [Recurso en línea]. Dirección URL: <http://www.enriquecastanos.com/blascoelena1.htm> [Consulta: 09 de diciembre de 2013].

*Breve reseña sobre la obra La dandeseuse de la artista Elena Blasco.

Bibliografía

Aguirre, José Ignacio. "El eterno femenino". Metrópolis. El Mundo. (29 diciembre 2000).

Alfonso, Carlota de. "Elena Blasco, la obra como proceso". El Punto de las Artes. (14 diciembre 2000).

Blasco, Elena. Al Deseo: lo Meneo, o que más da no entender. Madrid: Galería Ángel Romero, 1991.

Blasco, Elena. Búfalos son búfalos. Madrid: Editorial Ángel Romero, 1987.

Blasco, Elena. Elena Blasco. Madrid: Galería Ángel Romero, 1987.

Bradley, Kim. "Elena Blasco at Ángel Romero". Art in América. Vol. 85, n. 7 (julio 1997).

Carpio, F. "Regreso a la infancia". La Razón. (22 diciembre 2000).

Casado, Luis. "El mueble animado". El País. (25 noviembre 1991).

Castaño, Adolfo. "Elena Blasco: materiales viles". ABC. (25 abril 1991).

Colección de Arte Contemporáneo: Fundación Coca-Cola España. Málaga: Diputación de Málaga, Área de Cultura y Educación, 1998

Collado, Gloria "Una fauna por explorar". Guía del Ocio. (24 abril 1989).

Collado, Gloria. "La evolución como tema". Guía del Ocio. (1 noviembre 1982).

Collado, Gloria. "La voluntad de hacer". Guía del Ocio. (9 junio 1986).

Costa, Juan Manuel. "Elena Blasco: La ironía y la deuda". ABC. (4 mayo 1989).

Dánvila, José Ramón. "Elena Blasco y el invento de un imposible". El Punto de las Artes. (11 febrero 1991).

Dánvila, José Ramón. "Elena Blasco, ella ya está aquí". El Punto de las Artes. (11 febrero 1994).

Dánvila, José Ramón. "La desproporción del despropósito". El Punto de las Artes. (11 febrero 1991).

De Castro, Mª Antonia. "Elena Blasco". El País. (27 abril 1991).

Dehesa, Valerie de la. "El electricismo marca el XV Salón de los 16". El País. (21 junio 1995).

Escribano, María. "Elena Blasco". Nuevo Estilo. (Marzo 1991).

"La evolución como tema". Guía del Ocio. (Octubre 1982).

Fernández Cid, Miguel. "Carmen Alborch inaugura el Salón de los 16". Diario 16. (21 junio 1995).

Fernández Cid, Miguel. "Elena Blasco, dosis de humor". Cambio 16. (22 febrero 1994).

Fernández Cid, Miguel. "Elena Blasco, un diario de objetos". Diario 16. (28 abril 1989).

Fernández Cid, Miguel. "Irónica y lúdica, Elena Blasco". ABC Cultural. (Febrero 1997).

Fernández Cid, Miguel. "Perversos deseos, ironía y compromisos". Diario 16. (8 junio 1995)

Fernández, Horacio. "El género fantástico o el placer de la imaginación". El Mundo. (3 mayo 1992).

González García, Ángel. "Elena Blasco". Cambio 16. (24 abril 1989).

Herrero, José Luis. "La autora y su obra, Elena Blasco". NH. N. 76 (2000).

Huici, Fernando. "Elena Blasco, chica informal". El País. (1 marzo 1997).

Huici, Fernando. "Mujeres en su momento". El País. (30 octubre 1982).

Huici, Fernando. "Objetos contra el tedio". El País. (22 abril 1989).

Huici, Fernando. "Ocho artistas jóvenes llaman la atención". El País. (15 febrero 1982).

Huici, Fernando. "Un virtual bucle sin fin". El País. (30 diciembre 2000).

Huici, Fernando. "Vibrante invención". El País. (16 mayo 1986).

Irigoyen, Ramón. "Elena Blasco". Cambio 16. 1994.

Irigoyen, Ramón. "Elena Blasco". Interviú. (21 febrero 1994).

Jaap Koopans, Door. "Tentollers werken samen in niew seizoen". Rotterdams Dagblad. (Septiembre 1991).

Lazo, Mercedes. "Femenino plural". Cambio 16. (15 noviembre1982).

Llorente, Martín "Metáforas con ironía". ABC. (13 julio 1993).

Logroño, Miguel "Abrir caminos al gesto". Diario 16. (5 junio 1986).

Logroño, Miguel "Arte joven con nombres propios". Cambio 16. (5 junio 1986).

Logroño, Miguel. "Elena Blasco". Cambio 16. (5 junio1986).

Málaga (Provincia). Diputación. Colección de Arte Contemporáneo: últimas adquisiciones. Málaga: Diputación Cultural de Málaga, Área de Cultura y Educación, Centro de Ediciones de la Diputación de Málaga, 2003.

Marín-Medina, José. "La pintura sensual e imaginativa de Elena Blasco". Informaciones. (11 noviembre 1982).

Martin Pieterse, Door. "Kleurplaatjes sprankelend hergebruikt". De Nederlanden. (14 febrero1992).

Molins, Patricia. "Elena Blasco". ELLE Decoración. (Abril 1991).

Mujeres, manifiesto de una naturaleza muy sutil. Madrid: Consejería de Cultura de la Comunidad de Madrid, 2000.

Oliveira, Claudia. "Elena Blasco". Nike. (Julio 1986).

Pamplona. Ayuntamiento. Colección de Arte Contemporáneo: Ayuntamiento de Pamplona. Pamplona: Ayuntamiento de Pamplona, 1999.

Pozuelo, Abel H. "Elena Blasco". El Cultural del Mundo. (8 diciembre 2000).

Ribert Roos, Door. "Vernissage". Utrechts Nieusblad. (Febrero 1992).

RuIz, Almudena. "Elena Blasco presenta sus últimas propuestas en la Galería Siboney". Diario Montañés. (4 junio 1996).

Salón de los 16 (15º. 1995. Madrid). XV Quince Salón de los Dieciséis. Madrid: Ministerio de Cultura, 1995.

Sánchez, Juan Manuel. "Elena Blasco". Tecni Arte. (Septiembre-octubre 1994).

Taller de Óscar Manesi: grabados: ediciones y obra de sus técnicos. Albacete: Diputación de Albacete, 1997.