Nader y Simin, una separación

Se encuentra usted aquí

La película

 

En Nader y Simin se plasman aspectos de la sociedad iraní. Encuadres de cámara perfectos, diálogos muy bien dosificados y la gran interpretación de los actores y actrices; hacen que la película sea viva, de interés, consiguiendo que la trama avance teniendo al espectador atento.

El conflicto se plasma desde el inicio: la cámara, fija sobre los dos miembros del matrimonio, los deja hablar sin mostrar al juez que los escucha. Se marca en esta secuencia la intensidad que sostendrá al resto de la película. Farhadi mantiene al espectador en constante estado de sorpresa.

 

{C}

{C} {C} {C}

Una familia de clase media ve como se desmorona su situación, en el momento en el que la esposa (Simin) pide el divorcio. Ella quiere abandonar Irán, pero el marido (Nader) se niega a ir con ella porque su padre se encuentra enfermo y no puede valerse por sí mismo. Finalmente, ella no se irá porque tienen una hija en común (Termeh). Para que el abuelo -padre de él- esté atendido, contrata a una asistenta (Razieh), la cual, trabaja a espaldas de su marido (Hodjat; un hombre dominante, con problemas y que se encuentra sin trabajo).

Un accidente con dudas de cómo se  produjo, desencadenará la trama.

Divorcio, religión y diferencias sociales constituyen los elementos de una historia, aparentemente cotidiana, pero que hace mantenerse en vilo y depara giros sorprendentes. Todos ocultan algún secreto y Farhadi nunca toma partido: es el espectador quien debe decidir.

Tras el accidente, Razieh pierde el niño que esperaba. Tras este hecho, se desencadenan acontecimientos que provocaran agonía y desconcierto en los personajes, además de una fuerte contradicción entre creencias religiosas muy marcadas y las dudas de lo que realmente pasó, provocando una fuerte dicotomía  en hacer lo debido según la fe o actuar a su interés. Ambas familias se verán envueltas ante la justicia iraní.

La historia sigue su curso, teniendo al espectador en vilo y metido en la trama. Tras un periodo de confrontación entre las familias, incluso entre los miembros de una misma familia, deciden llegar a un acuerdo que no se cumplirá, debido a las fuertes convicciones religiosas de Razieh, que por otro lado, desvelará que ocurrió. Todo entremezclado con la separación que se va produciendo entre Simin y Nader y la angustia por diferentes motivos de Termeh y del marido de Razieh (Hodjat).