A propósito de Elly

Se encuentra usted aquí

La película

A propósito de Elly es un drama bien hilado, con tintes de thriller y cine de realidad en referencia a la cultura y relaciones sociales y personales en Irán, especialmente en lo que refiere a conclusiones acerca de la posición de la mujer en una sociedad regida por ciertos códigos. En A propósito de Elly, una vez más se puede contemplar la calidad del cine iraní, tanto en el desarrollo de sus historias, como en el nivel de sus actores y actrices.

La película enganchará al espectador desde el primer momento. Una primera parte llena de alegría y humor, donde se puede ver perfectamente el transcurrir de acontecimientos cotidianos, en un grupo de amigos que se juntan para pasar unos días en una casa rural al lado del Mar Caspio. Pero pronto se pasará de la alegría a la tensión y la agonía tras un triste y misterioso hecho, dando pie a la culpa, la mentira y el reproche entre los integrantes del grupo, convirtiéndose en pesadas losas con un magistral seguimiento psicológico de cámara que nos hace Farhadi.

Elly es la profesora de la hija de Sepideh. Ésta, la invita a pasar unos días con sus amigos de universidad, incluyendo maridos, mujeres, niños y niñas. Ahmad, un iraní que vive en Alemania desde hace años, regresa de vacaciones a su país natal. Sepideh intentará que tanto él como Elly se conozcan y puedan entablar un noviazgo. Todo parece fluir e ir bien, pero al día siguiente, Elly desaparece sin dejar rastro. Empieza así, una tensión y disputas entre los personajes de la casa y donde poco a poco, la verdad sobre Elly acaba por salir a la luz.

Farhadi entremezcla drama, misterio y clichés de la sociedad iraní. Una película que sin duda hay que ver y que no deja indiferente. Un cine del otro lado, sin nada que envidiar al de nuestro entorno de consumo. Interpretaciones de alto nivel, naturales, capaces de pasar de la risa al llanto y de la alegría al drama. Un final con la introducción de un personaje que termina de rematar la intención de Farhadi.