José Gutiérrez-Solana

Se encuentra usted aquí

Las corridas de toros

José Gutiérrez-Solana fue un gran aficionado a los toros, y se convirtió en un cronista de los toreros y de las corridas de su entorno. Era tal la afición a las corridas de toros que incuso llegó a ser banderillero en la cuadrilla de un torero llamado Bombé. Nada escapaba a su pincel, pintaba a los toreros y sus cuadrillas, a los toros, las faenas más reconocidas e incluso las escenas más desagradables como los toros en el desolladero.

El lechuga y su cuadrilla (detalle), 1915-17.El desolladero, 1924.

La obra de Solana no siempre tuvo una buena acogida, siendo rechazado en sus primeros años por la crítica de la época. No fue hasta 1929, cuando recibió la Medalla de la Exposición Universal de Barcelona, cuando obtuvo el reconocimiento artístico que merecía. Gutiérrez-Solana participó en vida en 125 exposiciones colectivas y tan sólo en 13 exposiciones individuales. También llegó a exponer en París y en Oslo. José Gutiérrez-Solana pasará a la historia como uno de los pintores españoles más destacados de principios del siglo XX, con su estilo particular, oscuro y tenebroso.