José Ramón Amondarain

Se encuentra usted aquí

Exposiciones en Artium

OROI. QUEDA MUCHO PASADO POR DELANTE

Del 21 de septiembre 2018 al 25 de agosto 2019.

LA TRAMPA EN LA SONRISA. COLECCIÓN ARTIUM

Del 02 de octubre de 2015 al 28 de agosto de 2016.

TIEMPO Y URGENCIA (GUERNICA). JOSÉ RAMÓN AMONDARAIN

Del 18 de mayo al 02 de septiembre del 2012.

MENSAJES CRUZADOS. PARLAMENTAR CON LO REAL EN EL TIEMPO. LA COLECCIÓN IV

Del 10 de abril del 2005 al 12 de marzo del 2006. 

 

Entre las múltiples posibilidades reflexivas del arte, una de las más fecundas es aquella que habla del arte en sí mismo. En esta pareja de pinturas, nos encontramos dos artistas que se enfrentan al acto de pintar y de pintarse. Jusepe Martínez, pintor honorífico de Felipe IV y amigo de Velázquez, fue un artista y teórico del arte que realizó el primer intento de hacer una historia general del arte en España, publicando sus Discursos Practicables y formulando una idea novedosa en aquellos tiempos: que el artista es un individuo creador y en permanente ebullición. En esta línea dinámica del arte se halla su Autorretrato pintando a su padre Daniel Martínez, obra de gran calidad y de evidentes referencias velazqueñas por sus bucles y paradojas sobre el cuadro dentro del cuadro. Este doble retrato es de una rotunda composición, integrada por la línea central que divide en dos planos de luz un triángulo invertido, formado por las dos caras y la mano sobre la paleta en la parte inferior. Es precisamente la paleta el nexo de unión principal entre Jusepe Martínez y JR Amondarain. La paleta como alegoría de la pintura en Martínez y metáfora de sí mismo como artista en Amondarain, que es capaz de decapitarse para manifestar dónde tiene la cabeza: en ese perfil blanco y pulcro como un lienzo en blanco, en el acto de pensar intensamente el arte, pintado antes de comenzar a pintar. Otra paradoja, otro juego mental que nos indica los infinitos resquicios por donde se muestra el alma del creador.