Pablo Picasso

Se encuentra usted aquí

Periodo Expresionista (1937)

Durante la Guerra Civil española, Picasso es nombrado director del Museo del Prado de Madrid por el gobierno republicano. El bombardeo del 26 de abril de 1937 en Gernica por parte de la aviación alemana marcó profundamente a Picasso. Este hecho conmociona al pintor, quien comienza a pintar un enorme mural que pasará a ser uno de sus trabajos más reconocidos a nivel mundial. La obra fue expuesta en el Pabellón Español de la Exposición Internacional de París de 1937. El mural cargado de símbolos pretendió ser un acto de denuncia del horror de la guerra y de las consecuencias de la misma. El Gernica de Picasso estuvo durante cuarenta y tres años en el Museo de Arte Moderno de Nueva York y en 1981 regresa a España al Casón del Buen Retiro de Madrid. Allí permanece hasta 1992, pasando a su emplazamiento definitivo en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid. Las obras de estos años están cargadas de sentimientos de horror, pena y tristeza. De esta etapa son títulos como La mujer llorando o La suplicante.

 La suplicante, 1937.Mujer llorando, 1937.

 

 

 

 

 

 

 

Durante la Segunda Guerra Mundial Picasso no salió de Francia. Sus trabajos estarán de nuevo influenciados por este ambiente. Temas sombríos, angustiosos y tristes relacionados con la guerra. El cambio no será sólo temático, también hubo un cambio cromático, apareciendo en sus trabajos de nuevo colores oscuros y sombríos.

Naturaleza muerta con cráneo de toro, 1942. El osario, 1945.