Álava: escenario artístico contemporáneo

Se encuentra usted aquí

El Zahir (2005)

Autor: Paulo Coelho

Título: El Zahir

Año de publicación: 2005

En Biblioteca: LIT 226

El narrador de El Zahir es un aclamado autor de renombre internacional que vive en Francia y disfruta de los privilegios que le otorgan su fama y su dinero. Esther, su esposa de hace diez años, es corresponsal de guerra y a pesar de su éxito profesional, y su relativa libertad de los confines tradicionales del matrimonio, se enfrenta a una crisis existencial que la atormenta silenciosamente. Un día desaparece con su amigo Mikhail --quien podría o no ser su amante-- y, perplejas ante la ausencia de indicios, las autoridades deciden cuestionar al narrador. Todos se preguntan si Esther fue secuestrada o asesinada, o si fue que simplemente decidió abandonar un matrimonio que la dejaba insatisfecha.

El narrador no tiene las respuestas pero poco a poco comienza a interrogarse sobre su propia existencia. Sin embargo un día, Mikhail, el hombre con quien Esther fue visto por última vez, encuentra al narrador y promete llevarlo a donde se encuentra su mujer. Se embarcan un viaje que los lleva del glamour suntuoso de París a Kazakhstan, el lugar de origen de Mikhail. (Fuente: Forum)

El personaje principal de esta obra en su largo viaje llega a Vitoria, y dice así: "Era duro estar allí implorándole al amante de mi mujer que me ayudase a comprender qué había pasado. Si Mikhail no hubiese aparecido la tarde de autógrafos, tal vez aquel momento en la catedral de Vitoria, donde acepté mi amor y escribí Tiempo de romper, tiempo de coser, habría sido suficiente.  [...]"

También menciona otro lugar emblemático de la ciudad como lo es la catedral de Santa María: "Tal vez el nombre de la ciudad: Vitoria. Tal vez la idea de que estoy demasiado acostumbrado a la comodidad y he perdido mi capacidad de improvisar en situaciones de crisis. Tal vez el entusiasmo de la gente que en este momento intenta recuperar una catedral construida hace muchos siglos y, para llamar la atención sobre el esfuerzo que hacen, invitan a algunos escritores a conferencias. [...] Después de mucho tiempo y de mucha tensión, llego a Vitoria, donde gente mástensa todavía me está esperando. Comentan que hace más de treinta años que no hay una nevada como ésa, agradecen el esfuerzo, pero a partir de ahora es preciso cumplir el programa oficial, y eso incluye una visita a la catedral de Santa María. Una joven, con un brillo especial en los ojos, empieza a contarme la historia. Al principio era la muralla. Después, la muralla siguió allí, pero una de las paredes se utilizó para la construcción de una capilla. Pasadas decenas de años, la capilla se transformó en una iglesia. Un siglo más, y la iglesia se convirtió en una catedral gótica. La catedral conoció sus momentos de gloria, surgieron algunos problemas de estructura, fue abandonada por un tiempo, sufrió reformas que deformaron su estructura, pero cada generación creía que había resuelto el problema, y rehacían los planos originales. Así, en los siglos que siguieron erguían una pared aquí, demolían una viga allá, aumentaban refuerzos de este lado, abrían y cerraban las vidrieras. Y la catedral lo resistía todo. [...]".