Fotoperiodismo: la realidad captada por el objetivo

Se encuentra usted aquí

El fotoperiodismo moderno a partir de 1936

La revista estadounidense Life[25] nace en 1883 como una revista de humor e información general. En 1936, Henry Luce, el fundador del Time, compra todos los derechos de esta revista y la transforma en una publicación con gran énfasis en el fotoperiodismo. El primer número aparece el 23 de noviembre de 1936 y su portada es una impresionante fotografía del gigantesco dique de Fort Peck, en Montana, tomada por Margaret Bourke-White.

Life trata tanto la actualidad semanal como la historia, artes o ciencias, siempre en imágenes. Su gran poder financiero le permite conseguir exclusivas como las fotografías del asesinato de J. F. Kennedy y las de la masacre del Song My en Vietnam. Un reportaje que pasará a la historia es el entierro de sir Winston Churchill en 1965. Ese mismo año cae en un escándalo al publicar un reportaje sobre la concepción de un niño hasta su nacimiento que fue calificado de pornográfico y provocó que la revista se prohibiera en varios estados durante un tiempo.
 

 

 

 

En Francia, el fotoperiodismo es más sugestivo que en Estados Unidos, donde la atención se concentra en los principales actores de manera más directa y menos matizada. Durante la coronación del rey George VI en 1937, Henri Cartier-Bresson (1908-2004) se preocupa más por los espectadores menos privilegiados de la escena que por el suceso en sí. Esta actitud creará una escuela de fotoperiodismo que durará hasta los años 1970. El análisis prima sobre los hechos.

 

Muchos periodistas huyen de la Alemania nazi o de países del este como Hungría. Alfred Eisenstaedt, (1898-1995) conocido como el padre del fotoperiodismo, debe su fama a un trabajo sobre el premio nobel de literatura Thomas Mann, en 1935. Forma parte de los pioneros de Life. Hizo un retrato de Goebbels que precipitó su partida de Alemania.


 

Otros fotógrafos a destacar de Life son Andreas Feininger, Robert Capa, Thomas Mc Avoy, Gordon Parks, Philip Halsman, Elisofon y William Eugene Smith.

André Kertész (1894-1985) es considerado hoy en día como una de las figuras más influyentes del fotoperiodismo. Tiene una visión muy moderna y un estilo fotográfico muy personal, precursor de lo que se ha denominado fotografía de autor de carácter humanista. Trabaja para la agencia Keystone, para Look y para Life. La mayor parte de su producción será difundida en libros: Paris vu par Kertész, 1934; Les Catedrales du vin, 1937; Of New York, 1972; From my window, 1981.[26]

 

Otro fotógrafo considerado humanista es el polifacético Brassaï (1899-1984), aficionado a la vida nocturna parisina. Fotografía prostitutas, callejones, burdeles… Publica su trabajo en Paris de Nuit, en 1933. Colabora en Harper’s Bazaar para quien hará un reportaje sorprendentes de la Semana Santa en Sevilla.[27]

 

Bill Brandt (1904-1983) es cronista de la vida social inglesa en 1931, con una mirada crítica sobre la esclavitud que  descubre. Trabaja para distintos períodicos ingleses pero sus imágenes serán difundidas sobre todo a través de libros. Publica The English at Home (1936) y London at night, una pintura de la sociedad inglesa en la que opone la aristocracia a la gente del pueblo. También  fotografía el desnudo femenino (Perspectives of Nudes, 1961).[28]

 

Estos fotógrafos son cronistas de su época, con un estilo y una visión personal del mundo, por eso se les llama humanistas. Pertenecen a una generación que comienza su carrera en los años 20. Su trabajo se sitúa entre el reportaje y la ilustración, y se publica tanto en revistas como en libros. Las generaciones posteriores, a partir de la postguerra, tenderán a la especialización.

La guerra es uno de los temas más tratados en la historia de la fotografía de información. La Primera Guerra Mundial no ha dejado muchas imágenes publicadas en prensa debido a la censura militar para evitar desmoralizar a las tropas y a la población civil.

Entre 1935-1939 hay muchos pequeños enfrentamientos que son el preludio de la Segunda Guerra Mundial, como la invasión de Etiopía por Mussolini, cubierta por Eisenstaedt o la Guerra Civil Española, donde destacan Capa (1913-1954) y Chim (David Seymour 1911-1956).[29]

 

 

 

Es un periodo de innovación constante para la prensa. La Segunda Guerra Mundial es la culminación del inicio de la cultura visual de masas, que según algunos se inaugura con la Guerra Civil Española. Robert Capa[30], el primer enviado especial, muestra imágenes de una España devastada por la guerra. Capa no es neutral. Su famosa imagen Muerte de un soldado republicano se publicó en 1936 en Vu, en Regards, y en 1937 en Life. Aunque esta imagen fue cuestionada con respecto a su autenticidad, permanecerá siempre como representación de una muerte en directo y símbolo de lo absurdo de la guerra.

El London Illustrated News y el Berliner Illustrierte también publican grandes títulos acerca de la Guerra Civil Española.

 

Life también se interesa por los problemas que sacuden a China, Abisinia, Italia y la Unión Soviética. La cantidad de reportajes publicados hace que los norteamericanos salgan de su aislamiento y muestran los peligros del fascismo que se avecina.

 

La Segunda Guerra Mundial estuvo muy bien cubierta. Los reportajes más importantes se publicaron en Estados Unidos, principalmente en Life. Tenía fotógrafos en los puntos más importantes. Robert Capa cubre el desembarco en Normandía. Otro de los fotógrafos más famosos es David Douglas Duncan (1916- ), que se convierte en el principal proveedor de información de los aliados. Las imágenes son una glorificación del coraje de las tropas aliadas más que una denuncia de los horrores de la guerra, como lo serán ciertas fotografías de la guerra de Vietnam 20 años más tarde y como fueron los reportajes de Lee Miller (1907-1977) sobre la liberación de los campos de concentración. 

 

 

Los países en guerra tenían menos libertad de expresión que los Estados Unidos, que entró en el conflicto mucho más tarde. La prensa en Alemania, Francia e Italia estaba amordazada por la censura por sus respectivos gobiernos y la prensa clandestina no tenía medios para publicar imágenes.

Otro de los fotoperiodistas más emblemáticos es Henri Cartier-Bresson (1908-2004), que inicia su carrera en 1932. Utiliza una Leica que define como “la prolongación de su ojo”. Sus primeras imágenes de viajes se publican en Vu y Harper’s Bazar. En 1946 el Museo de Arte Moderno de Nueva York le dedica una retrospectiva ‘póstuma’ creyendo que ha muerto.[31]

En 1947 crea en Nueva York la agencia Magnum-Photos Inc. con Robert Capa, David Seymour, George Rodger y William Vandivert.

A partir de 1947 viaja a India, China, Birmania, Japón, Europa, EEUU y México. En 1954 es el primer fotógrafo occidental en ser admitido en la URSS después del desbloqueo de la posguerra.

 

A principios de siglo, Lewis Hine y Jacob Riis fueron los primeros fotógrafos en utilizar este medio como lucha y denuncia social. Esta vocación, heredera también de la FSA, la encontramos en la Photo League, fundada por Sid Grossman y Sol Libsohn, que querían popularizar el estilo documental. Allí trabajaron Aaron Siskind (1903-1991)[32] o Morris Engel (1918-2005) sobre la miseria de los ghetos negros. Aunque el poder macartista disolvió la League en 1951 (era considerada una organización de izquierda), sus miembros continuaron su tarea. Walter Rosemblum (1919- )[33] trabaja sobre el Harlem, el Bronx y Haití. Bernard Cole y Dan Weiner publican en la prensa importante de posguerra.

 

William Eugène Smith (1918-1978)[34] fue fotógrafo durante la batalla del Pacífico. Se adhiere a la League, que preside a partir de 1949. Trabaja para Life, donde publica sus trabajos más importantes como El médico rural, 1948; Un pueblo español, 1951; La mujer casta, 1951. En 1954 se separa de Life por diferencias, ya que necesitaba mucho tiempo para preparar y tratar los temas. Es miembro de Magnum entre 1955 y 1958. Se interesa por Haití y Pittsburgh. En 1975 realiza el reportaje más importante de su carrera junto con su mujer Aileen en Minamata, Japón, donde reflejan el drama de esa isla por la contaminación de los desechos de mercurio. Se pone del lado de los pescadores para detener esa contaminación que provoca graves enfermedades y el nacimiento de niños deficientes. Una de sus fotografías más famosas es El baño de Tomoko.

 

Con ese mismo espíritu comprometido, Bruce Davidson (1933- ) fotografía la calle 100 Este de Harlem en 1970, Leonard Freed (1929-2006)[35] pasa noches y noches con la policía de Nueva York, Joseph Koudelka (1938- )[36] recorre el mundo de los gitanos y Diane Arbus (1923-1971)[37] se preocupa por los marginales neoyorquinos.

 

Robert Frank (1924- )[38] observa la sociedad norteamericana de los años 1960 con un antiestetismo y rechazando el principio del instante decisivo apreciado por Cartier-Bresson. Lo publica en su libro Los americanos, y marca una etapa singular en la evolución de la fotografía social y documental. 

 

William Klein (1928- )[39] muestra unas imágenes muy perturbadoras en sus libros Tokyo y Moscú, editados en 1964. Penetra en el seno mismo de la acción y la muchedumbre, mientras Cartier-Bresson se situó siempre en la periferia del acontecimiento.

 

Todos estos fotógrafos, cuya producción se utilizó más en los libros que en la prensa, prefiguran un movimiento que se desarrollará después de 1970 y que se puede calificar como neorrealismo, con mucho color, poder estético y algo surrealista. Es una corriente muy anglosajona, ya que los principales fotógrafos son ingleses, como Martin Parr (1952- )[40], que trabajó para Magnum, y norteamericanos como Stephen Shore (1947- ) y William Eggleston (1939- ). Les gusta mostrar el aburrimiento de la vida provinciana y las clases medias en su cotidianidad. Los colores ácidos aumentan el sentimiento de malestar de estos trabajos. Su destino son las galerías de arte, más que las páginas de revistas.

 

Otro fotógrafo de los considerados comprometidos es Elliot Erwitt (1928- )[41], con una mirada de humor hacia la sociedad fotografiando sus perros, un recurso muy poco utilizado.

______________________________

[25] En Biblioteca: Life: our century in pictures. Boston; New York; London: Little, Brown, 1999. F EC 131

Life: century of change: America in pictures 1900-2000. Boston; New York; London: Little, Brown, 2000. F EC 132

[26] En Biblioteca: Kertész, André. André Kertész: mi Francia. Madrid: Fundación ICO, 1999. F KER-AN 3

Kertész, André. André Kertész. New York: Aperture Foundation, 1997. F KER-AN 2

Kertész, André. André Kertész. London; New York: Phaidon, 2001. F KER-AN 1

[27] En Biblioteca: Brassaï. Séville en fête. [S.l.]: Robert Delpire, 1954. F BRA 5
Brassaï. Paris De Nuit. Arts et Metiers Graphiques, 1987.

[28] En Biblioteca: Brandt, Bill. Bill Brandt: behind the camera: photographs 1928-1983. New York: Aperture; Philadelphia: Philadelphia Museum of Art, 1985. F BRA-BI 1

[29] En Biblioteca: Seymour, David. David Seymour: Chim. Valencia: IVAM, Institut Valencià d'Art Modern, 2003. F SEY-DA 1

[30] En Biblioteca: Capa, Robert. Capa, cara a cara: fotografías de Robert Capa sobre la Guerra Civil Española de la colección del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Nueva York: Aperture, 1999. F CAP-RO 7

[31] En Biblioteca: The photographs of Henri Cartier-Bresson. Museum of Modern Art, 1947. F CAR-HE 17

Cartier-Bresson, Henri. Rusia. Bilbao: Fundación Bilbao Bizkaia Kutxa Fundazioa, 2002. F CAR-HE 10
Cartier-Bresson, Henri. Henri Cartier-Bresson: mexican notebooks, 1934-1964. London: Thames and Hudson, 1995. F CAR-HE 7
Cartier-Bresson, Henri. Henri Cartier-Bresson: europeus. Palma de Mallorca: Ajuntament de Palma, 2005. F CAR-HE 12
Cartier-Bresson, Henri. Henri Cartier-Bresson en la India. Bilbao: Caja de Ahorros Municipal de Bilbao = Bilbo Aurrezki Kutxa, 1988. F CAR-HE 4

[32] En Biblioteca: Siskind, Aaron. Harlem: photographs 1932-1940. Washington: National Museum of American Art; Smithsonian Institution, 1990. F SIS-AA 1

[33] Walter Rosenblum retrospective October 2 -November 14, 1976. The Queens Museum, 1976.

[34] En Biblioteca: Smith, William Eugene. Dream Street: W. Eugene Smith's Pittsburgh Project. New York: W. W. Norton & Company, 2001. F SMI-WE 3

[35] En Biblioteca: Freed, Léonard. New York Police: photographies de Léonard Freed. Paris: Centre National de la Photographie, 1990. F FRE-LE 1

[36] En Biblioteca: Koudelka, Josef. Koudelka. Lunwerg, 2006. F KOU-JO 1

[37] En Biblioteca: Arbus, Diane. Untitled. London: Thames and Hudson, 1995. F ARB-DI 1

[38] En Biblioteca: Frank, Robert. Les americains. Paris: Delpire, 2007. F FRA-RO 2

[39] En Biblioteca: Klein, William. William Klein. Milano: Fabbri, 1982. F KLE-WI 4

[40] En Biblioteca: Parr, Martin. Martin Parr: assorted cocktail. Palma de Mallorca: Ajuntament de Palma, Caja Mediterráneo, 2009. F PAR-MA 5

Parr, Martin. Bliss: pefect for couples!: ideal for families!: a Martin Parr postcard collection.
London: Chris Boot, 2003. F PAR-MA 6

Parr, Martin. Martin Parr. London: Phaidon, 2002. F PAR-MA 1

[41] En Biblioteca: Erwitt, Elliott. Unseen. Kempen: TeNeues, 2007. F ERW-EL 5

Erwitt, Elliott. Vida de perros. London: Phaidon, 2004. F ERW-EL 4

Erwitt, Elliott. EE 60-60. Madrid: Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía: Aldeasa, 2002. F ERW-EL 3