Guernica de Picasso: historia, memoria e interpretaciones

 

Luis Buñuel fue el encargado de la programación cinematográfica del Pabellón de la República. En 1932 nacía en España el cine documental sonoro, coincidiendo con la realización de una de las grandes obras del director aragonés: Las Hurdes, también conocida como Tierra sin pan, filme que se proyectó en el Pabellón del 37. Algunos de los participantes en esta programación cinematográfica de propaganda política fueron: Carlos Velo y  Fernando G. Mantilla mostrando sus trabajos El Escorial y Felipe II  (1931), Almadrabas (1934), Infinitos (1935) y Galicia (1936); Manuel Villegas López  proyectó Madrid (1937); Arturo Ruiz Castillo Atentado a Madrid (1937) y Guerra en el Campo (1936).

El periódico francés L´Humanite anunciaba la programación de proyecciones cinematográficas así como los espectáculos de danza y teatro que se celebrarían en el Pabellón de la República:

En principio, todos los miércoles por la tarde, una sesión privada será organizada para presentar las películas documentales y de actualidad que serán  proyectadas al público la otras tardes de la semana. Estas sesiones cinematográficas alternaran con las representaciones consagradas a la danza y la música regional. Entre las películas, que serán proyectadas y que suman más de cuarenta, están: Reforma Agraria, Guerra en el Campo, Rua Don Quijote, Sinfonía Vasca, España-36, Madrid, El Escorial, Guadalquivir, Alamadrabas, El Tribunal de las Aguas, Juan Simón,... [1]

[1] Fernando Martín Martín. El pabellón español en la Exposición Universal de París de 1937. Sevilla: Publicaciones de la Universidad de Sevilla, 1982; p. 198.