Metamorfosis arquitectónica: nuevos usos culturales para viejos edificios

Se encuentra usted aquí

Museu d’Art Girona

 

 

 

Uso original: Palacio Viejo, Palacio Episcopal

Fecha construcción: s. X, s. XVI

 

                                

 

 

                                                 

 Uso actual: Museu d’Art Girona

Fecha restauración: 1977-1991

Fecha inauguración: 1976

Arquitectos: Fina y Robot

Dirección: Pujada de la Catedral, 12, 17004 Girona

Tel/Fax: 972 203834, 972 209536

Web: http://www.museuart.com/

E-mail: museuart_girona.cultura@gencat.cat

 

 

 

Historia del edificio:

 El museo está emplazado en uno de los inmuebles más significativos de la ciudad, próximo a la catedral. El palacio episcopal inició su construcción en la etapa final del siglo X; las crónicas informan de la cesión de un edificio realizada por el conde Borrel al obispado de Gerona. A lo largo del tiempo fue sufriendo diversas ampliaciones que otorgaron al conjunto una estructura compleja. A una primera fase constructiva corresponden las dependencias que integran el denominado Palau Vell, situadas junto a un entorno ajardinado. Un nuevo palacio se levantó en el siglo XIII y, en la siguiente centuria, se construyeron, además del salón del trono, dos torres, una en la fachada y otra habilitada como prisión, que confirieron al conjunto la imagen de fortaleza que ha pervivido en parte a lo largo del tiempo.

Con todo, el aspecto del palacio episcopal tal como se presenta en la actualidad corresponde fundamentalmente a las obras de remodelación emprendidas en el siglo XVI, que le otorgaron la apariencia de una edificación de estilo renacentista. A este estilo se vinculan las estructuras abiertas del patio y de la fachada, así como el escudo de esta última parte.Las intervenciones se sucedieron en los siglos XVII –con la erección de un ala lateral orientada hacia la plaza de Els lledoners- y XVIII –de esta etapa data la capilla y la disposición, sobre la fachada, de un conjunto de arcos románicos ubicados anteriormente
en el interior.

Por lo que respecta a la restauración emprendida ya en el siglo XX, quedó encargada a los arquitectos Fina y Robot; a ellos se debe la transformación de las estancias del antiguo palacio en espacios expositivos. (Fuente: Summa Artis. XLIX-I)

Fondos:

Organizadas para su exposición en diversas salas conforme a criterios cronológicos, las obras que se exponen en el museo cubren un extenso periodo de tiempo; desde la etapa prerrománica hasta el siglo XX. Existen, además, ámbitos monográficos que se dedican a la exposición de muebles, objetos litúrgicos y piezas cerámicas y de vidrio. En cuanto al arte contemporáneo, conserva el museo una serie de pinturas de artistas catalanes de la etapa de transición entre los siglos XIX y XX, con especial atención al modernismo o el realismo de la Escuela de Olot: Junto a Josep Berga i Boix, se exponen obras de Joaquim Vayreda, Marià Vayreda o Santiago Rusiñol. Por lo que respecta a la pintura catalana del siglo XX, destacan los nombres de Josep Aguilar, Fidel Aguilar, Prudenci Bertrana o la pintora polaca Muttermilch, establecida en Girona durante la guerra y vinculada especialmente a los nombres de Manolo Hugué y Celso Lagar, integrantes del grupo de Jóvenes artistas con los que se relacionó. (Fuente: Summa Artis. XLIX-I)