Ingmar Bergman

Se encuentra usted aquí

El rostro (1958)

La película comienza cuando un grupo de artistas del espectáculo que se dedican a la magia y a ofrecer espectáculos basados en trucos más o menos elaborados. Cuando llegan a la ciudad se dan cuenta de que para poder ofrecer su espectáculo tendrán que pasar una prueba mediante la que un grupo de personalidades del pueblo deberá decidir si el espectáculo es apto o no. Este grupo de personas quiere ante todo poner en ridículo el espectáculo de Vogler (Max von Sydow) para acabar con su fama. Sabiendo esto, Vogler trama, durante la noche en la que deben quedarse en la casa del cónsul en donde tendrán que demostrar la valía de su número, un espectáculo que dejará a todo el mundo con la boca abierta y les dará una lección que no podrán olvidar.