Ismael González de la Serna

Se encuentra usted aquí

Obra en Artium

 

 

 

Personaje al borde del mar, realizada en 1931, pertenece, sin embargo, al período en el que el artista suaviza las formas cubistas y se decanta, sin abandonar a Picasso, por una tendencia de raigambre más expresionista, tanto en la composición y el cromatismo como en las formas sinuosas del dibujo, siempre presente en su obra. Aquí, las figuras, sombras danzantes, se rodean de una atmósfera onírica que entronca de modo directo con el imaginario poético de la generación del 27: el mar, la noche, la danza a la luz de la luna, las sombras… la evocación de esa España trágica y, al mismo tiempo, mágica, que tanto atormentó a poetas.