Se encuentra usted aquí

Rapunzel creciendo en el jardín

OBRA VISUAL

Título original: Rapunzel Growing in the Garden

Año: 1969

Técnica y soporte: Grabado en negro, 18x13

Artista: David Hockney

Dossier documental en DokuArt

Descripción: «Este es uno de los cuentos más famosos. Me gustó la versión del New York Times... hicieron una crítica bastante extensa de la muestra cuando expuse en Nueva York. Me encantó eso que decían de que, bien pensado, los relatos resultan bastante locos y extraños. En términos modernos podrían contar la historia de una pareja que se traslada a vivir a una casa y ven que en el jardín vecino crece una lechuga; a la mujer se le antoja la lechuga hasta el punto de quererla a toda costa y saltar al otro lado para cogerla. Entonces, la anciana que habita la casa le dice: “está bien, puedes quedarte con la lechuga si me das a tu hijo”, y así lo acuerdan. Contarlo con esas palabras e imaginarlas sellando ese pacto en sus chalets adosados nos parecería increíble. Me gustó esa traducción que hacen a un estilo moderno.

Éste es uno de los pocos aguafuertes que hice totalmente libre de referencias. Es absolutamente ficticio. Me inventé el jardín. En Inglaterra el término Rapunzel se traduce por “rampion” (rapónchigo) , una especie de hoja comestible en ensaladas; pero como no encontré ninguna imagen, el aspecto es el de una simple lechuga. Luego está la vieja que quiere al niño. En una traducción recibe el nombre de bruja, en otra, el de hechicera. Y aunque fue otro quien tradujo los cuentos yo volví a cambiar palabras, así que, de alguna forma, yo colaboré en la traducción al inglés. Sea como fuere, prefería el término “hechicera”; me pareció que no era tan duro con ella como el de “bruja”. Una vez más, el grabado es inventado. Aunque creo que, en parte, está tomado de Brueghel, un detalle de un cuadro de Brueghel...” David Hockney

 

Hockney se declara un enamorado de los cuentos, y especialmente los de los hermanos Grimm. En una  serie de grabados, realizados en 1969 y publicados en 1970, Hockney no pretende ilustrar de forma literal los cuentos, sino que ilustra escenas que por algún motivo le divierten o que ofrecen retos plásticos interesantes, e incluso en algunas de ellas aporta o prescinde de elementos, variando los pasajes sin por ello cambiar el significado de los relatos. En Rapunzel creciendo en el jardín, Hockney sustituye a la bruja por una hechicera para humanizarla y compone el huerto con árboles de aspecto ornamental, inspirados en Leonardo. El artista construye un jardín de cuento de apariencia excéntrica, con dos árboles y un monumento de piedra. Hockney juega con el espectador al hacerle creer que la mujer asomada a la ventana de la torre del grabado es Rapunzel cuando en realidad es su madre, que entrega su hija a la hechicera.

 

OBRA LITERARIA

 

Título original:  Rapunzel

Autor: Los Hermanos Grimm

Año: 1812

Sinopsis: Una pareja que quería un hijo, vivía al lado de un jardín rodeado de paredes que pertenecía a una bruja malvada. La esposa finalmente embarazada, ve unas campanillas plantadas en el jardín, y las anhela hasta la muerte. Su marido decide ir a juntar algunas para ella y termina enfrentándose con la bruja, llamada la Bruja Gothel, quien lo acusa por robo. Él le ruega piedad, entonces la bruja le da algunos Rapunceles para que se los lleve a su casa con la condición de que el hijo que está esperando su esposa le sea entregado al momento de su nacimiento. Él acepta. El bebé nace, la bruja aparece, le designa el nombre de Rapunzel y se la lleva. Cuando Rapunzel cumple quince años y se convierte en una hermosa doncella, la bruja la encierra en una torre en el medio del bosque.

 

Esta iba a visitarla todos los días y le pedía que deje caer su largo cabello dorado, para luego trepar hasta la torre. («Rapunzel, Rapunzel, deja tu pelo caer, así puedo trepar la escalera dorada»). Un día, el príncipe, el hijo del Rey, oye a Rapunzel cantando en la torre, busca una puerta, pero, sin encontrar ninguna forma de entrar, decide quedarse. Vuelve seguido a escucharla cantar, hasta que un día pudo ver a la bruja visitando a Rapunzel, y de esta manera aprendió cómo llegar hasta ella. Le pidió que deje caer su cabello, y así subió hasta donde estaba ella. Desde aquel día comenzó a frecuentarla, se enamoraron y él le propuso matrimonio. Ella aceptó.

Juntos planean una forma de sacarla de la torre: él irá todas las noches, evitando a la bruja que la visita de día, y llevará seda, con la que Rapunzel tejerá hasta formar una escalera. La bruja descubre que el príncipe, el hijo del Rey, está visitando a Rapunzel, lo que la lleva a cortarle el pelo y abandonarla en medio de un campo desierto. Cuando el príncipe llegó a la noche siguiente, la bruja se ocupó de bajar las trenzas hasta donde estaba él. Cuando el príncipe se encontró con la bruja en la torre, esta le dijo que jamás volvería a ver a Rapunzel. Él, desesperado, cae de la torre sobre unas espinas que había abajo, quedando ciego.

Termina rindiéndose porque ya no podría volver a ver jamás. Rapunzel, que había quedado embarazada del príncipe, y da a luz dos gemelos sola en el desierto. Al poco tiempo, el príncipe encuentra a Rapunzel y a sus hijos, quien al encontrarlo en tal estado decide llevarlo hasta su casa. Rapunzel ve, y descubre al príncipe ciego y llora triste y frustrada de dolor; las lágrimas de Rapunzel caen en los ojos del apuesto príncipe y él recupera la vista. Finalmente, el príncipe y Rapunzel se van al reino con sus hijos, se casan y son felices para siempre. (Fuente: Wikipedia)

En biblioteca: INF 925