El libro, testimonio cultural

Se encuentra usted aquí

Siglo XVII

El siglo XVII fue un siglo de crisis económica  y de lucha por la hegemonía de las grandes potencias en Europa. La mala situación económica se agravó con las plagas de peste que asolaron Europa.  Los reyes europeos intentaron imponer un nuevo sistema político: el absolutismo, caracterizado por el poder ilimitado del monarca. Pero también es un siglo notable para el desarrollo del pensamiento, de la ciencia y la creación literaria. El siglo XVII trajo el cambio de orientación más importante en la historia de la ciencia. Se empieza a pregunta cómo ocurren las cosas.
Como estilo artístico surge el Barroco. El arte se volvió más artificial, más recargado, decorativo y ornamentado.


Toda esta situación política-económica-social  se ve reflejada en el libro.

  • Se publican libros con muy mala calidad, tratando de abaratar precios.
  • Las monarquías absolutas no favorecieron la industria del libro, más bien destacaron por la imposición de trabas: una rígida censura  y altos impuestos.
  • El estilo barroco domina la ornamentación de los libros. Hay una mayor decoración en las obras que en siglos anteriores. La encuadernación de tipo artesanal y artística es  realizada por libreros o en las propias bibliotecas.
  • Apareció la calcografía y se impuso el grabado sobre el metal. La plancha de cobre es en hueco y no puede realizarse a la vez que el texto que estaba hecho en relieve. Si un libro tiene que ser ilustrado con grabados en cobre debe ser impreso en dos etapas: primero los grabados y después el texto, o al contrario.
  • Portada muy abundante: incluía títulos largos, nombre del autor, marca de la imprenta,…
  • Los formatos lujosos venían de manos de mecenas reales y nobles. Se caracterizaban por portadas arquitectónicas, en gran papel, conmemorativos de bodas, funerales, procesiones o de temas relacionados con la equitación, el arte militar, la esgrima, etc. En este caso en las portadas se incluían frases laudatorias.

 

  • Aparecen nuevos formatos:
    • Los folletos o relaciones de sucesos: de carácter informativo o polémico, procedió al periodismo propiamente dicho. 

 

 

 

Más información: Portal sobre relaciones de sucesos en la Universidad de Sevilla.

 

 

 

 

  • Las revistas científicas debido a la gran revolución científica europea con figuras como Kepler, Galileo, Bacon o Harvey. 

  • El esplendor de las literaturas nacionales, en lenguas vernáculas: Cervantes, Lope, Calderón y Quevedo en España; Shakespeare, en Inglaterra; y Corneille, Racine y Molière en Francia, por ejemplo.

      

 

Isaac Jacggard publicó en 1623 una edición de las obras dramáticas de Shakespeare llamada First Folio por su formato. Mr. William Shakespeares Comedies, histories, & tragedies. Published according to the true originall copie  en la Beinecke Rare Book & Manuscript Library, Yale University.

 

 

 

 

 

 

 

 

En Madrid, en el taller de Juan de la Cuesta se realizó la primera edición de El Quijote de Cervantes en 1605.

 

 

 

 

 

  • La decadencia del negocio de las ediciones de los clásicos, de los Padres de la Iglesia, también de la Biblia y de los libros de rezos, escritas en griego o en latín. 

 

Bibliotecas
El aumento de las colecciones de las bibliotecas que ya existían hizo necesario la aparición de un personal específico y cualificado y el asentamiento de las técnicas bibliotecarias para organizarlas.
Las guerras destruyeron muchas bibliotecas, pero  también aparecieron importantes bibliotecas nacionales europeas y universitarias (Oxford, Harvard). Ciertas bibliotecas privadas se convierten en públicas cuando deciden abrir las puertas al público interesado.