El libro, testimonio cultural

Se encuentra usted aquí

Tipología

Respecto a la posibilidades tipológicas de los libros de artista, tal y como afirma José Emilio Antón en su artículo "Libro de artista", "[...] cualquier propuesta quedará siempre superada por sus variedad y complejidad". Salvador Haro González afirma que "[...] plantear un modelo tipológico unívoco puede resultar pretencioso. Sin embargo, existen algunos conceptos en los que se puede generalizar".

Una clasificación básica y fundamental, vinculada a la edición de los mismos, vendría definida por la cantidad de ejemplares realizados de cada libro. Diferenciando así entre el libro de artista de ejemplar único y el libro de artista seriado. Cada tipo responde a un afinalidad que previamente el artista ha meditado y planteado. La intención define el sentido de cada uno de ellos. Para Salvador Haro es importante a la hora de "formular una clasificación que pretenda ser válida" tener en cuenta los factores intencionalidad y recepción.

Con este planteamineto Haro González propone una realidad genérica y acertada sobre la categorización del libro de artista, por un lado, se refiere al libro único, y  por otro, al libro editado.

Los LIBROS ÚNICOS son el resultado del empleo de diferentes fórmulas creativas. Según la propuesta de José Emilio Antón podríamos diferenciar cuatro tipos:

  • Libro de artista original: Obras plásticas únicas realizadas mediante cualquier procedimiento sobre una estructura formal semejante a alagunos de los soportes literarios.
  • Libro objeto: Obra realizada con vocación tridimensional. El libro se contempla como una totalidad en su forma.
  • Libro-montaje: Obras en formato libro que interactúan con el espacio y en la relación del espectador con el entorno.
  • Libro reciclado, alterado, intervenido: Obras que partiendo de un libro común, de edición normalizada, lo manipulan hasta convertirlo en una forma propia.

(Fuente: Antón, José Emilio. "El libro de artista".)

Los LIBROS EDITADOS. Esta categoría recoge dos tipos de libros bien distintos en origen y planteamiento, los libros ilustrados y los libros de artista. Los primeros creados como libros de alta bibliofilia, incluían gráfica original de artistas, sus encuadernaciones e impresiones eran muy cuidadas y estaban dirigidos a una élite social y económica; mientras que los libros de artista editados surgen ante la necesidad de democratizar el arte contemporáneo mediante ediciones más humildes y de bajo precio. Aún presentando unas particularidades tan marcadas ambos encajan en la categoría de Libros editados en la categorización planteada por Salvador Haro González.