ImaginArtium: acercar a los niños el mundo del arte

¿Avanzar o estacionarse? Es una de las ideas que plantea Amparo Sebastián, directora del Museo Nacional de Ciencia y Tecnología de Madrid, en su ponencia "Recursos para una didáctica interactiva real". Explica el término con el que los teóricos de la comunicación denominan a las nuevas generaciones. Usan "nativo" para referirse al público más joven, y afirma que los más jóvenes dominan las creaciones multimedia dado que estas forman parte de su entorno más cercano. De ahí que instituciones y centros se planteen trabajar desde la inclusión tecnológica.
Las nuevas tecnologías abren caminos de comunicación y de difusión entre los centros y el público en general y las nuevas generaciones en concreto. Lo que supone una mayor visibilidad y el establecimiento de nuevas relaciones cuyo resultado es un diálogo bidireccional y enriquecedor entre el centro y el usuario.

En el artículo "Contribución de las TIC al entorno museístico y a la sociedad" se afirma "Comunicar, participar…eso deben hacer los museos, ¿Cómo? Deben subirse al carro de las nuevas tecnologías, y construir ese puente de unión, en caso contrario se verá afectado su proceso de desarrollo social y su progreso institucional se verá paralizado en todos los ámbitos, y este hecho retroalimentará otras brechas existentes en la institución aumentando las diferencias entre visitante y museo".

Por lo tanto, la institución museística, entendida como parte activa de la sociedad, debe hacer frente constantemente a diferentes retos. Reforzar la comunicación y el diálogo con su público será uno de ellos, y el desarrollo de recursos tecnológicos, una de las vías para alcanzar una mayor difusión de sus contenidos. A este respecto Mario Quijano Pascual en su artículo "La revolución de los museos y las instituciones culturales", publicado en TELOS (Cuadernos de Comunicación e Innovación), afirma: "La convergencia multimedia ha abierto nuevas e impresionantes posibilidades a la difusión cultural".

Los museos deben reaccionar ante las demandas de una sociedad en constante cambio y responder, como apuntan Roser Juanola y Anna Colomer en el libro La mirada inquieta. Educación artística y museos, "[...] a los retos de una sociedad postmoderna, con todo lo que eso implica: por un lado, los efectos de consumismo y la globalización; y por otro, las mejoras que nos puedan aportar las nuevas tecnologías y la cultura visual que nos rodea".

Las instituciones museísticas deben romper las barreras que impiden a distintos sectores de la población acceder al museo, además, la propia evolución del concepto de museo implica necesariamente que estos tiendan a un modelo abierto, accesible e integrador.

Y ante esto, centros e instituciones culturales han integrado las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en su gestión interna poniendo a disposición de la sociedad una serie de recursos que dinamizan el proceso de aprendizaje. El empleo de las nuevas tecnologías debe ser razonable y su desarrollo materializarse de "manera crítica y reflexiva" dado que su alcance es ilimitado.

Existe un amplia variedad de recursos TIC: páginas web, redes sociales (Facebook, Twitter, Pinterest, Flickr, YouTube, etc.), juegos interactivos, audioguías, pantallas táctiles, podcast, aplicaciones móviles, guías multimedia, videojuegos interactivos, códigos bidis (QR, NFC, etc.), realidad aumentada, realidad virtual, entre otros muchos. Aquí analizaremos algunos.