Fernando Delgado

Se encuentra usted aquí

Biografía

Fernando González Delgado nació en Santa Cruz de Tenerife el 4 de diciembre de 1947, más conocido como Fernando Delgado, es un locutor, periodista, político y escritor español.

Es autor de las novelas Tachero, premio Benito Pérez Armas 1973; Exterminio en Lastenia, premio Pérez Galdós 1979; Ciertas personas (1989); Háblame de ti (1993); La mirada del otro (Premio Planeta 1995, llevada al cine por Vicente Aranda); No estabas en el cielo (1996); Escrito por Luzbel (1998), para cuya escritura contó con una beca de creación literaria de la Fundación Juan March; Isla sin mar (2002) y De una vida a otra (2009). Su poesía se contiene en Proceso de adivinaciones (1981), Autobiografía del hijo (1995), Presencias de ceniza (2001) y El pájaro escondido en un museo (2010). En estos ultimos años a escrito tres novelas más: También la verdad se inventa (2012), Me llamo Lucas y no soy perro (2013), Donde estuve (2014) y por ultimo Sus ojos en mi (2015).

Licenciado en Ciencias de la Información y periodista en prensa, radio y televisión, publicó también libros de artículos y ensayos como Cambio de tiempo (1994) y Parece mentira (2005). Obtuvo el premio Europa en Salerno en 1986, el Ondas Nacional de Televisión en 1995 por su tarea de difusión cultural en los telediarios de fin de semana de TVE, la Antena de Oro de la Asociación de profesionales de radio y televisión ese mismo año y el premio Villa de Madrid de periodismo Mesonero Romanos en 2006. El gremio de bibliotecarios de la Comunidad Valenciana lo distinguió en 2010 como bibliotecario de honor.

Se inició en el mundo de los medios de comunicación en su isla natal, ganando plaza de locutor de Radio Nacional de España en 1967. Se trasladó a Madrid, para trabajar en el departamento de Emisiones para el Exterior (que luego pasó a ser Radio Exterior de España), donde llegó a coordinar la sección de Cultura, con colaboradores de lujo como José Hierro,1 Sofía Noel y Félix Grande, o futuros famosos como Luis Antonio de Villena. En ese periodo de la Transición, comienza a reunir en su departamento un equipo de gente joven que más tarde le ayudarán a formar el cuerpo de la futura Radio . Entre los integrantes de ese equipo que podrían mencionarse estaban: Alfonso Gil, Rosa Salgado, Javier Maqua, Gloria Berrocal, Carlos Faraco y Pedro Piqueras.

En febrero de 1981 es nombrado director de Radio 3, emisora dirigida al sector juvenil y universitario, y construida inicialmente sobre la base del Tercer Programa de Radio Nacional. Tras poner en marcha un ambicioso proyecto, la llegada de Carlos Robles Piquer a la dirección general hizo que fuese cesado y sustituido por Eduardo García Matilla en diciembre de aquél mismo año. Poco después, un nuevo cambio político le pone al frente de RNE, cuya dirección ocupó en dos periodos: 1982-1986 y 1990-1991. Bajo su primer mandato realizó una profunda renovación en formatos y contenidos. También abandonaron la cadena pública profesionales como Luis del Olmo, Jesús Quintero, Alejo García y Julio de Benito. En 1986 fue nombrado miembro del Consejo de RTVE, a propuesta del PSOE, hasta 1990.

En 1991 ocupó la dirección de Tele-Expo, la cadena televisiva de la Exposición Universal de Sevilla 1992. Una vez finalizada la misma, se convirtió, junto a María Escario, en el nuevo presentador de los Telediarios de TVE del fin de semana, en sustitución de Rosa María Mateo. En 1996, tras la renovación del equipo directivo de la cadena, fue relevado de su cargo al frente del informativo. Regresó al medio radiofónico, fuera del ámbito de la radio pública, incorporándose a la Cadena SER con A vivir que son dos días, un espacio sobre arte, cultura, ocio y actualidad, que conseguiría el liderazgo de audiencia en su franja horaria del fin de semana. Lo dejó en 2005 para dedicarse íntegramente a la literatura.

Ha colaborado en los diarios El Día, Pueblo, Informaciones y El País, especializándose en crítica literaria y cultura. Es miembro del PSPV (Partido Socialista del País Valenciano).

El 11 de junio de 2015 abrió la nueva legislatura de Les corts Valencianes como miembro de la Mesa de Edad, por ser el diputado de mayor edad de las cortes. Un discurso que fue aplaudido por toda la cámara y en la que quiso defender la política cómo la gobernación del pueblo y para el pueblo.